El ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, informó que se ha dispuesto la instalación de frentes policiales en zonas mineras, ante la evidencia de nuevos conflictos sociales en el país, como la Lambayeque.

En diálogo con RPP Noticias, sostuvo que este control policial permitirá garantizar las actividades de las empresas mineras, así como la seguridad de la población.

Fue al preguntarle por la protesta en el distrito lambayecano de Cañaris, cuyos pobladores realizan una vigilia a 800 metros del campamento de la empresa minera Candente Cooper, en rechazo a los trabajos de exploración que realiza en dicha zona.

“El conflicto minero va ser permanente y por eso nuestra necesidad de crear frentes policiales para garantizar la actividad al ciudadano, la inversión minera y también la protesta pacífica”, señaló.

Pedraza manifestó que se ha enviado una dotación de 150 policías a Cañaris, donde la empresa Candente Cooper ha expresado su disposición al diálogo para resolver el conflicto.

Dijo que este sistema de monitoreo de conflicto minero del Ministerio del Interior se emplea conjuntamente con la Presidencia del Consejo de Ministros.