Políticos creen en García Belaunde, pero también que cometió un error

Para los panelistas, la entrevista Humala-García Belaunde pone al país ´en la línea final de una grave crisis política. Ante el desbalance donde la economía funciona bien pero no la política´.

Políticos de diversos frentes partidarios coincidieron este sábado en RPP Noticias que el presidente de la comisión que investiga a Óscar López Meneses, Víctor Andrés García Belaunde, cometió un desliz al reunirse con el presidente Ollanta Humala en Palacio de Gobierno.

Para la congresista Marisol Pérez Tello, la entrevista ha sido un error. "No entiendo cómo un hombre con la experiencia como Víctor Andrés haya cometido este error de este tipo, al que hay que encontrarle una solución inmediata, por tratarse del problema político más grave que ha vivido el país en los últimos años". Subrayó que le haría un favor a la comisión que renuncie.

Para el constitucionalista Enrique Bernales, si en menos de un mes (de creada la comisión OLM) se ha producido esta situación, en dos años y medio cuántas veces se habrá reunido Sergio Tejada (presidente de la comisión que investiga los indultos durante el segundo gobierno de Alan García) con Humala Tasso.

"Es evidente que estamos en una situación seria, producto de un profundo desbalance que vive el país. La economía funciona bien, la política no".

Advirtió que mientras el Ejecutivo ejerce poder, el Legislativo lo va perdiendo; y por consiguiente, el Gobierno se está tomando atribuciones que no le corresponde.

"Todo eso nos está haciendo daño. Es absolutamente imposible que en una situación de estabilidad donde la economía funciona bien la política mal. Pero cuidado, que la política jale a la economía y ahí sí nos iremos todos a llorar a la playa", puntualizó.

A su turno, el jurista Natale Amprimo afirmó que no está en duda la honorabilidad de García Belaunde. "Él tiene una trayectoria intachable, pero él sabe que esa visita a Palacio es un error, un desliz, un desatino que genera una mayor desconfianza en la población”, agregó.

Amprimo, catedrático de Derecho Internacional, indicó que le parece extraña la intención de Humala de inmiscuirse en el trabajo de la comisión. "Si la intención de Víctor Andrés era saber si el ejecutivo tenia buena voluntad, debió hacerlo antes de asumir". Se preguntó: ¿Cuál es el interés del gobierno de tener detalles de la comisión?

"Lamentablemente, esta situación siembra un mar de dudas, no contribuye a un nivel de confianza y ha generado que López Meneses diga que esta comisión no sirva para nada", puntualizó.

Para Fernán Altuve lo más grave de todo es la contradicción de no saber quién llamó a la reunión. "Porque uno dice que el otro lo llamó y el otro dice que fue el otro", exclamó.

“Creo en Víctor Andrés, él no va a mentir en una cosa como esta. (...) El Ejecutivo tiene interés que esa comisión se vaya al demonio” agregó.

Expresó que si la política se diluye, la política se va ir al suelo y con ello la economía. “Estamos al borde, en la línea final de cruzar a una grave crisis política”, finalizó.