PPK dice que renunciará a nacionalidad estadounidense en el año 2015

PPK pidió a quienes pretenden postular a la presidencia de la República divulgar si tienen alguna otra nacionalidad, además de la peruana.
Andina

El excandidato presidencial Pedro Pablo Kuczynski dijo hoy que el próximo año renunciará a su nacionalidad estadounidense, en caso decida postular a la primera magistratura del país en las elecciones generales de 2016, candidatura que –dijo- se verá en su momento.

Sostuvo que su pasaporte norteamericano “se tiene que devolver y así se hará”, sin esperar a ser eventualmente elegido en las urnas, y pidió a quienes pretenden postular a la presidencia de la República divulgar si tienen alguna otra nacionalidad, además de la peruana.

“Hay que hacerlo antes (de las elecciones), sino parece una cosa forzada. Si yo fuera español como (Mario) Vargas Llosa, viajaría por el mundo sin problema (…) Yo conozco otros candidatos que tienen otro pasaporte y no lo dicen”, manifestó en un medio local.

No obstante, Kuczynski prefirió evitar hacer comentarios cuando se le consultó si conoce de un eventual pasaporte japonés de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori; o si el exmandatario Alejandro Toledo también posee la nacionalidad estadounidense.

En opinión de Kuczynski, actualmente, no es fácil obtener la visa para ingresar al territorio de Estados Unidos, por lo que contar con ciudadanía estadounidense, en su caso, le resulta de mucha utilidad para poder viajar a ese país.

“Si Perú tuviera pase abierto en casi todo el mundo, no tendría estos problemas”, comentó el también ex presidente del Consejo de Ministros.

Recalcó que, en su caso, solo posee dos nacionalidades: la peruana y la norteamericana, pese a que también pudo haber solicitado la francesa y la alemana, por sus antepasados de origen europeo. “A la polaca ya no tenía derecho. Hoy sería difícil conseguir eso”, agregó.

Tranquilidad ante fallo

De otro lado, el también exministro de Economía del régimen de Alejandro Toledo (2001-2006) instó a que reine un ambiente de tranquilidad en el país, previo al fallo que este 27 de enero dictará la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por el diferendo marítimo con Chile.

En ese sentido, expresó su desacuerdo con la posibilidad de que ese día los trabajadores del país ingresen a laborar recién a las 11:00 horas, como lo planteó en la víspera el expresidente Alan García, quien además propuso embanderar las viviendas de Lima y el interior.

“Alan está en la megacomisión (que en el Congreso investiga su segundo gobierno) y quiere distraer la atención un poquito (…) Hay que ser prácticos. Yo lo veré (el fallo) en mi oficina (…) Ojalá ganemos, pero hacer de esto un alarde antichileno sería muy peligroso”, anotó.

ANDINA