Presidente del IPD admite gestiones de prófugo Martín Belaunde

Francisco Boza aseguró que no hubo ningún favoritismo hacia el Consorcio Chiclayo, vinculado al investigado Martín Belaunde, y que ganó un contrato que luego fue anulado.
Foto: Facebook Lima 2019

El presidente del Instituto Peruano del Deporte (IPD), Francisco Boza, reconoció que recibió la ayuda del ahora prófugo Martín Belaunde Lossio para gestiones en el Congreso de la República, a fin de agilizar la ampliación presupuestal de su institución.

Explicó que su familia con la de Belaunde Lossio tienen una relación amical de varios años y su pedido de ayuda al ahora investigado por el caso "La Centralita" y sobre quien pesa una orden de prisión preventiva por 18 meses, fue a "título personal".

Dijo que los hechos se remontan a noviembre-diciembre del año 2012 cuando buscaba impulsar una propuesta legislativa que dé la continuidad de presupuestos de inversión para obras en el IPD, como cubrir la ampliación del polideportivo Elías Aguirre, en Chiclayo.

"Martín me manifestó que conocía un par de congresistas, lo he hecho a título personal, y me pidió si él podía (gestionar). Él me prestó su voluntad y así fue", manifestó en diálogo telefónico con RPP Noticias.

NIEGA FAVORITISMO HACIA CONSORCIO CHICLAYO

Los cuestionamientos surgen a raíz de que el Consorcio Chiclayo, formado por el Grupo Ortiz y Antalsis S.L., y que obtuvo la buena pro para obras de mejoramiento del complejo Elías Aguirre en el marco de los Juegos Bolivarianos, está vinculada a Belaunde Lossio.

"Que es parte del consorcio, lo desconozco, lo dejo en claro porque no hemos favorecido a nadie", aseguró Boza.

El dirigente deportivo explicó que el IPD resolvió en mayo de este año el contrato, porque el Consorcio Chiclayo no cumplió con terminar el expediente técnico. "Ni un sol se le ha dado para la obra, se resolvió el contrato y se está haciendo un proceso de licitación pública para ejecutar la remodelación del Elías Aguirre", aseveró.

Sin embargo, Francisco Boza admitió que por concepto del expediente técnico, el IPD debía pagar 700 mil soles, pero ese monto solo llegó a 467 mil, porque el documento quedó incompleto, solo fue avanzado en un 94 %. Anotó que el IPD se hizo cargo del resto del trabajo.

“Al Consorcio Chiclayo se le exigió la elaboración del expediente técnico y ejecución de la obra, no obstante, solo avanzó una parte del expediente y nunca ejecutó la obra, razón por la cual solo se le pagó el 0,5% del monto total”, refiere sobre ese punto un comunicado del IPD.

Por su parte, Boza negó tener conocimiento sobre cierta influencia política de Martín Belaunde Lossio sobre la bancada nacionalista, que a su vez ha negado con anterioridad todo nexo con el investigado personaje. De esa forma rechazó que haya buscado su ayuda para modificar la Ley de Presupuesto 2013, a fin de que el IPD cuente con los recursos necesarios para dar continuidad a obras, por la certeza de su influencia en la bancada de gobierno.

"(Como IPD) Hemos recurrido a varios congresistas, al Minedu (Ministerio de Educación) y al MEF (Ministerio de Economía). También recurrí a título personal al señor Belaunde porque manifestó que tenía amigos congresistas, eso es lo único. Ha sido una voluntad de sacar un proyecto de ley que dé la continuidad (a las obras). Él dijo que tenía algunos amigos congresistas", concluyó Boza.