Foto: Andina
El presidente Alan García Pérez aseveró hoy que el Gobierno garantiza el restablecimiento de la vía férrea y terrestre que une la ciudad del Cusco con Machu Picchu, y señaló que se hará el máximo esfuerzo posible para devolverles su imagen de hospitalidad.

"El Gobierno va a garantizar lo que sea necesario para reestablecer la vía terrestre, la vía férrea y, en segundo lugar, las comunicaciones eléctricas, que ha sido dañadas también en varios lugares", explicó.

Refirió que la empresa encargada de la vía férrea y el gobierno nacional y regional trabajarán con urgencia para restablecer el tránsito del ferrocarril porque, además, es un tema vinculado a nuestra imagen mundial.

"Y de acuerdo a la velocidad que pongamos en eso, nuestra imagen va a lucir como debe lucir", refirió.
Destacó además el funcionamiento del "puente aéreo" que mediante el vuelo de helicópteros, en una geografía tan difícil, permite ofrecer al mundo una imagen de eficiencia y operatividad.
Indicó que se han evacuado a casi cuatro mil turistas en tres días y sin ningún accidente a través de este "puente aéreo".

El mandatario anotó que inclusive ha recibido llamadas de diversos países del mundo por la rápida y segura evacuación de los turistas varados y por la atención que les ha brindado.

"Queda un largo trabajo, estoy seguro que la lluvia cederá y que haremos todos los niveles de gobierno, municipios también, el esfuerzo máximo para devolver la tranquilidad a la población y al mundo que ve el Cusco y Machu Picchu como una opción de cultura y visita", señaló.
Infraestructura afectada

En cuanto a la carretera, el mandatario informó que hay 102 interrupciones que deben ser subsanadas rápidamente y que para eso el gobierno nacional ha destinado ya 27 millones de soles, además de 120 toneladas de alimentos que se ha hecho llegar para la población afectada.

Dijo que el puente Calicanto, importante para garantizar el tráfico, estará restablecido a partir de mañana y permitirá llevar artículos y máquinas necesarias para continuar con los trabajos.

"Y estamos seguros que de acuerdo a las circunstancias habrá que hacer el esfuerzo máximo posible porque ésta es la vitrina de nuestra patria y porque necesitamos devolverle al Cusco y a Machu Picchu la imagen de hospitalidad", manifestó.

Precisó que el nivel histórico de agua del río Vilcanota era de 330 metros cúbicos por segundo, pero ha llegado a superar los 1,100 metros cúbicos, y todavía sigue amenazando la rivera de la localidad de Aguas Calientes, aunque en este momento muestran una baja.

Sobre el problema de la interconexión eléctrica, señaló que el ministro de Energía y Minas ya tiene el informe exacto de los postes y torres que han colapsado y que los trabajos de reparación se realizarán en la segunda etapa, que ya no es de emergencia.

Descarta subida de alimentos

El mandatario precisó que hasta el momento se tiene casi cinco mil hectáreas perdidas y muchas más amenazadas por el clima, y anunció que los campesinos que perdieron todos sus cultivos se beneficiarán con el seguro agrario.

Señaló además que, naturalmente, se tendrá que hacer un fondo compensatorio para los que han perdido, a efectos de que no se detenga el ciclo agrario.

Precisó que el porcentaje de tierras de cultivo afectadas representa solo el 0.4 por ciento del total nacional, de manera que no hay ninguna amenaza inmediata para la alimentación del país, como alguna ocurrió con sequías y El Niño.

Informó también que para quienes perdieron sus viviendas, el Ministerio del sector a través del programa Techo Propio está trabajando con el gobierno regional con el fin de responder con celeridad.
El mandatario recordó que el país ha sufrido siempre de los efectos de la corriente del Niño, de aluviones, huaicos, sequías, y tiene una geografía de desiertos y de alturas.

"Nosotros somos lo que somos porque no hemos nacido en un país de facilidades geográficas", comentó.

-ANDINA