Robinson Gonzales negó que jueza que lo liberó sea su amiga

"Es una de las juezas honestas, objetivas, responsables del Poder Judicial. Conmigo no ha trabajado jamás", dijo el ex vocal supremo, vinculado con Rodolfo Orellana.

El ex vocal supremo Robinson Gonzales, acusado de tener vinculaciones con Rodolfo Orellana, negó que la jueza que lo liberó haya trabajado con él o haya sido su amiga, tal como denunció el fiscal superior contra el lavado de activos Frank Almanza.

“Pueden investigar el trabajo que esta doctora ha realizado desde que ha ingresado al Poder Judicial. Es una de las juezas honestas, objetivas, responsables. Conmigo no ha trabajado jamás, ni en el Poder Judicial ni de manera particular”, comentó.

“Todos conocen a la doctora Torres porque ha pertenecido al Consejo Ejecutivo del Poder Judicial, como representante de los jueces superiores, por elección. Ella ha trabajado en el Poder Judicial, y sigue trabando en el Poder Judicial. No tengo nivel de amistad, tampoco de enemistad”, añadió.

Cabe mencionar que el fiscal superior contra el lavado de activos Frank Almanza denunció que la magistrada Sonia Torres Muñoz trabajó con Gonzales anteriormente y tomó la decisión de liberarlo aun cuando se le pidió que se inhiba del caso.