Susana Villarán, afirmó que los patrulleros recientemente adquiridos por la municipalidad de Lima y cuya cuestionada presentación pública provocó la renuncia del gerente de Emape, Gabriel Prado, ya se encuentran en funcionamiento.

La alcaldesa precisó que parte de estas unidades participaron hace algunos días en una intervención conjunta con la Policía Nacional a locales que funcionaban como prostíbulos clandestinos donde se explotaba sexualmente a menores de edad.

En ese sentido Villarán dijo que el municipio limeño viene colaborando con la seguridad ciudadana, aunque señaló que no es su responsabilidad principal.

"Nosotros coadyuvamos a la seguridad ciudadana, nosotros no somos los responsables de la Policía Nacional, pero si coadyuvamos", expresó.

Asimismo, indicó que con ese objetivo la municipalidad implementó la escuela metropolitana de serenazgo, la que actualmente viene formando a su tercera promoción y el centro de video vigilancia de la ciudad que a la fecha cuenta 400 cámaras y que en los próximos dos meses contará con quinientas  al servicio de los limeños.

De otro lado, la alcaldesa evitó pronunciarse sobre el actual proceso electoral de revocación, y se limitó a reiterar, como en otras ocasiones, que las encuestas son fotografias del momento.