Andina

Tras los casos sobre acoso sexual a mujeres en el Metropolitano, el ministro del Interior, Walter Albán, afirmó que “las mujeres tienen que hacerse respetar y defenderse con lo que tengan a la mano cuando sufran un ataque”.

El alto funcionario del Estado reconoció que los índices de violencia doméstica y de delitos contra la libertad sexual “no se han reducido”.

“Tenemos que hacer esfuerzos especiales para atender esta situación”, sostuvo.

En ese sentido, señaló que cualquier persona tiene derecho a una legítima defensa cuando es violentada, pero subrayó que existen “políticas institucionales para reducir estos delitos”.

“Lo más importante es que las mujeres se hagan respetar y la Policía debe estar muy consciente de esa responsabilidad”, expresó luego de inaugurar un Puesto de Respuesta Inmediata de la Policía en cerro El Pino, La Victoria.