Yamashiro niega divisiones en el PPC por precandidatura de Secada

El secretario general del PPC negó divisiones al interior de esta agrupación por la precandidatura de Pablo Secada aunque lamentó las reuniones convocadas por Lourdes Flores para alentar esa postulación.
RPP

El secretario general del Partido Popular Cristiano (PPC), Rafael Yamashiro, negó este miércoles divisiones al interior de esta agrupación por la precandidatura de Pablo Secada a la Municipalidad de Lima, aunque lamentó las reuniones convocadas por Lourdes Flores Nano para alentar esa postulación.

Al respecto, sostuvo que si bien todos los militantes del PPC son libres de expresar su apoyo a quienes buscan una candidatura, no está bien promover reuniones para tratar asuntos "por fuera de lo institucional".

"Lamento que la expresidenta del partido trate de convocar a líderes que tienen representación hacia afuera, como el caso de congresistas y regidores, para tomar decisiones o tratar un tema fuera del partido, y mostrar luego sus conclusiones como si fueran partidarias", indicó.

Por ello, consideró incorrecto, además, afirmar que la precandidatura de Pablo Secada "sigue en pie" cuando todavía no hay un proceso electoral interno, ni el Tribunal Electoral del PPC lo ha declarado como tal.

"Secada no es precandidato ni mucho menos candidato. Una candidatura implica que se ha sometido a un proceso de evaluación previo, que ha pasado por filtros y que el partido le reconoce esa condición. Es un aspirante", aseveró.

Refirió que la aspiración a ser candidato debe pasar todavía por la decisión del Comité de Ética Departamental que, por acuerdo de la Comisión Política, tomará competencia sobre los acusaciones por violencia familiar contra Secada, quien ha dicho en su defensa que ese tema forma parte de una "guerra sucia".

Ese requisito se debe cumplir, indicó, porque el PPC considera que no son "suficientes" las explicaciones públicas que dio frente a las acusaciones de su conyugue, hecho que "afecta la vida institucional del partido".

Comentó que no existe un plazo para que el Tribunal de Ética Departamental tome una decisión dado que podrían ser convocados, además de Secada, su esposa e incluso los policías que recibieron la denuncia.

"Eso es una limitación para el Tribunal de Ética que solo tiene competencia sobre sus militantes, si la esposa no desea presentarse, no hay cómo convocarla", aseveró.

ANDINA