Zoraida Ávalos asegura que existe una intención para sacarla del cargo de fiscal de la Nación

La titular del Ministerio Público sostuvo que la institución que representa es amenazada por parte de representantes de algunos sectores políticos, así como personas vinculadas a investigaciones. Agregó que ha recibido una invitación “bajo amenaza” desde el Parlamento para que declare sobre temas anteriores a su gestión.  

Zoraida Ávalos
La titular del Ministerio Público consideró como injerencia que estos actos contra la institución que representa. | Fuente: Andina

La fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, aseguró este viernes que un sector del Congreso de la República busca separarla del cargo sin motivos ni fundamentos jurídicos.

A través de un mensaje publicado en la cuenta de la Fiscalía, la titular del Ministerio Público alertó sobre las amenazas que sufre esta institución por parte de representantes de algunos sectores políticos y personas vinculadas a investigaciones penales.

“Se pretende cuestionar mi gestión y la propia institución y , al no encontrar hechos ni irregularidades de orden pena, se tejió la leyenda de que era amiga de Martín Vizcarra y un presunto favorecimiento en mi nombramiento como fiscal suprema hace más de siete años”, indicó Zoraida Ávalos.

Pese a esto, indicó que en el Parlamento se pretende atemorizar a quienes representan al Ministerio Público “con acciones claramente antidemocráticas”.

Denuncia injerencia

En esa línea, dijo que la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso le pidió que acuda a dar explicaciones sobre temas que sucedieron cuando ella aún no estaba en el cargo y que pese a que solicitó reprogramar la cita recibió una invitación amenazante.

"Es una invitación bajo amenaza (…) Se advierte la intención de pretender someter bajo amenaza la institución, cuestionar mi gestión y generar condiciones para mi separación del cargo sin motivos ni fundamento jurídico", enfatizó la fiscal de la Nación.

Zoraida Ávalos consideró que estas acciones “son una clara injerencia de un poder del Estado sobre un órgano autónomo encargado de la persecución del delito” y que ha investigado a muchos altos funcionarios, entre ellos actuales congresistas.

Ante esta situación, pidió a las instituciones y ciudadanía a que se mantengan vigilantes “ante este intento de avasallar a instituciones y sus representantes por significar un claro atentado al sistema democrático que se sustenta en la separación de poderes”, dijo.