Keiko Fujimori declara afuera de la clínica donde permanece su padre. | Fuente: AFP

Keiko Fujimori, lideresa de Fuerza Popular, anunció su apoyo a un proyecto de ley para otorgar la libertad anticipada a los presos mayores de 80 años, lo que beneficiaría a su padre, Alberto Fujimori, cuyo indulto fue anulado y deberá volver a prisión. La iniciativa fue presentada por los congresistas de la facción de Kenji Fujimori, quienes renunciaron a Fuerza Popular.

Según dijo a la prensa afuera de la clínica Centenario, donde su padre está internado tras la anulación de su indulto, la propuesta "será evaluada por la bancada de Fuerza Popular", pero anticipó que está a favor de que se debata y se apruebe. "Durante años hemos buscado justicia a través de las instituciones, y a través de las leyes y los órganos constitucionales. Sin embargo, no hemos encontrado justicia", relató Fujimori

La propuesta

"Por el contrario, hemos visto una baja y burda manipulación política de parte de diferentes gobernantes", agregó Fujimori. El proyecto de ley fue anunciado horas antes por el congresista Marvin Palma en un mensaje público hacia Kenji Fujimori, suspendido en su cargo de congresista por supuestamente haber intentado comprar votos para evitar la destitución en el Congreso del expresidente Pedro Pablo Kuczynski. "Lo habrías presentado como hijo, si estuvieras en el Congreso... ahora el debate está en manos de la Fuerza Número Uno", dijo.

Kenji Fujimori pronto le respondió para decirle que estaba "enormemente emocionado y profundamente agradecido". "Seguiremos luchando juntos", sostuvo. Ya en el 2017, con los votos de Fuerza Popular, fue desestimado un proyecto de ley para otorgar arresto domiciliario a los presos mayores de 75 años, una iniciativa que era bien vista por Kenji Fujimori, considerado el principal promotor del indulto que el expresidente Kuczynski le otorgó a su padre bajo sospechas de tratarse de un acuerdo político.

Indulto anulado

Kuczynski liberó a Fujimori la pasada Navidad, solo tres días después de que se salvase de ser destituido del Congreso gracias a la abstención del grupo de fujimoristas, que rompieron el voto unitario de Fuerza Popular por iniciativa de Kenji, quien había pedido en reiteradas ocasiones al mandatario indultar a su padre. La resolución del indulto argumentaba que Fujimori debía ser excarcelado porque sufría una enfermedad grave y degenerativa, mas no terminal, aunque no especificaba cuál.

Sin embargo, el juez Hugo Núñez, del Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Suprema, anuló este miércoles el indulto al considerar que el indulto tuvo irregularidades en su tramitación y contraviene las obligaciones del Estado peruano en materia de derechos humanos. Antes de que las autoridades peruanas ejecuten la sentencia y devuelvan al expresidente a prisión, Fujimori fue hospitalizado por una aparente reaparición del cuadro de fibrilación auricular paroxística, uno de los males crónicos que sufre.

(Con información de EFE)

¿Qué opinas?