Juan Silva Villegas
Ministro Juan Silva Villegas. | Fuente: MTC

La moción para interpelar al titular del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), Juan Silva Villegas, no alcanzó los votos necesarios para su aprobación en el pleno del Congreso de la República.

La iniciativa legislativa solo obtuvo 27 votos a favor, 48 en contra y 39 abstenciones.

Dicha moción planteaba que el ministro responda ante la representación nacional por una serie de cuestionamientos en su contra, principalmente por una anunciada reorganización en dos instituciones que dependen de su sector.

Así votaron los parlamentarios en el Pleno de este jueves:

¿Por qué se buscaba su interpelación?

De acuerdo al oficio, que fue respaldado por diversas bancadas, el ministro Juan Silva debía ser interpelado por asumir el cargo pese a no tener experiencia en el sector, así como por tener papeletas debido a que prestaba el servicio de transporte sin autorización, más conocido como colectivo, lo cual representa un conflicto de intereses.

"Según los portales del SAT y el MTC, ha recibido papeletas y arrastra una deuda de S/4.300 por una papeleta de código N01, por prestar el servicio de transporte sin contar con su autorización (colectivo). Es decir, realizaba el servicio colectivo de manera informal, lo cual representa un claro conflicto de intereses", señalaban.

Asimismo, destacaban que el titular del MTC habría infringido la Constitución al anunciar el cambio de la presidenta ejecutiva de la Autoridad del Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU), ya que la norma establece que esta cumpla un periodo de 5 años.

"Los cambios anunciados por el ministro Juan Silva Villegas de la presidenta ejecutiva de la ATU sería una contravención a la Constitución, a las leyes o a las normas reglamentarias", indicaba el documento.

 

Cambios en la ATU y la Sutran

Como se recuerda, la idea de interpelar al ministro surgió tras la reunión que sostuvo con representantes de gremios de transportistas y en la que se llegó a una serie de acuerdos para evitar un anunciado paro.

Entre los acuerdos estaba el relevo de la presidenta ejecutiva de la ATU, María Jara, y de jefa de la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (Sutran), Patricia Cama. Este último se concretó posteriormente y en su lugar se designó a Doris Alzamora

Sin embargo, la nueva jefa de Sutran renunció solo seis días después de su nombramiento. Esta decisión se dio luego de que se difundiera que registra tres denuncias policiales por presuntos robos en centros comerciales.

Durante su presentación ante la Comisión de Transportes y Comunicaciones del Congreso, el ministro Juan Silva indicó que en el caso de Alzamora se solicitó sus antecedentes judiciales, penales y policiales. No obstante, señaló que al analizar esta información no aparecieron las denuncias, a las que se refirió como “cosas anecdóticas”.