7 de cada 10 peruanos no confían en el Congreso
7 de cada 10 peruanos no confían en el Congreso | Fuente: Congreso de la República

Durante la presentación de la nueva edición de CADE Ejecutivos, evento organizado por IPAE Asociación Empresarial, del 12 al 14 de enero, el abogado y politólogo Juan de la Puente y la presidenta de Transparencia, Adriana Urrutia, discutieron sobre el estado de la democracia en el país de cara a las próximas eleccion

Sobre el estado actual de la democracia en el país, De la Puente se refirió a ella como una “gran depresión” debido a que el volumen de las crisis es importante y se da en distintas esferas.

Hay una crisis del Estado y una crisis de representación que parece haber llegado a su límite”, indicó. Adriana Urrutia coincidió con el politólogo al compartir que “nunca en estos 20 años la democracia estuvo en un punto tan precario”. No obstante, agregó que esto es parcialmente responsabilidad de los ciudadanos que han elegido sus representantes.

En ese sentido, Urrutia compartió algunas cifras que sustentan su punto de vista: “4 millones de peruanos deciden su voto el mismo día que van a votar. Como consecuencia, el Perú es uno de los países de la región que menos confía en sus representantes. Y ello se evidencia en que 7 de cada 10 peruanos no confían en el parlamento y el 57% de peruanos estaría dispuesto a apoyar un golpe de estado”, señaló.

 

Respecto al ejercicio de la representación, Juan de la Puente mencionó que este se ha ido empobreciendo en los últimos años. “Hemos tenido una formación de la representación muy deficiente que se ha debilitado”, indicó.

Por su parte, Adriana Urrutia afirmó que se continúa viendo esta precariedad ya que “196 candidatos tienen sentencias civiles y 113, sentencias penales”, señaló.

Ante ello, De la Puente afirmó que es necesario recuperar la unidad de un país fragmentado y buscar una agenda consensuada. Por su parte, Urrutia destacó que “Nos hemos enfocado como sociedad en garantizar un sostenido crecimiento económico, pero no un desarrollo político ni un fortalecimiento de las instituciones que garanticen una democracia”.

La experta también indicó lo fundamental de incluir las necesidades urgentes en la agenda del próximo Gobierno, es decir, en salud, educación y reactivación económica. 

Finalmente, Urrutia afirmó que hay una oportunidad en el nuevo interés de los jóvenes por la política. Ello lo respaldan cifras como que el 64% de jóvenes tiene interés en estos temas y el 34% se movilizó en noviembre. 

Ello demuestra que la ciudadanía entendió que el parlamento debe hacer eco de sus demandas”, dijo. Asimismo, recomendó mirar con la misma prioridad que se da a las elecciones presidenciales, a la parlamentaria.

En esa línea, Juan de la Puente propuso que como condiciones a futuro se construyan centros sociales que contribuyan con la vigilancia sobre el poder, de modo que la política se haga sobre los intereses de la ciudadanía.

"Un centro social que modere es muy importante. La sociedad peruana puede construir espacios de vigilancia y deliberación frente al poder con mucha racionalidad. Un centro social puede tener un papel moderador, deliberador, de exigir transparencia y hacer que el poder no se desborde".

Finalmente, Adriana Urrutia sostuvo que “lo más importante para garantizar condiciones para la democracia es garantizar oportunidades para discutir y debatir sobre política, así como devolver al país la capacidad de escuchar, proponer y actuar”.