Héctor Becerril estuvo dubitante durante la entrevista y no dio fechas exactas de los hechos revelados. | Fuente: Andina

El congresista Héctor Becerril (Fuerza Popular) protagizó un altercado al intentar explicar el memorándum que presentó el pasado lunes a la Oficina de Recursos Humanos del Congreso para informar que su asesor Igor García Nieto -cuyo asesinato dio a conocer esta mañana- dejaría de ser técnico de su despacho. 

Al ser consultado por la periodista Mónica Delta, el legislador se limitó a decir que cesó a su asesor para, luego, reubicarlo como auxiliar de su despacho. Sin embargo, dijo que no llegó a presentar el documento sobre la reubicación debido a que el hoy fallecido le pidió tres días de licencia.

“El asesor 2 de mi despacho ha sido modificado y los documentos ya están desde el día viernes en el Congreso. El que estaba como asesor 2 ha pasado a ser técnico de mi despacho. El técnico, que era Igor Nieto, iba a pasar a ser auxiliar de mi despacho. Por eso es que hay este documento que dice que hasta hoy día trabajaba simplemente como técnico”, aseguró.

Durante la entrevista, Becerril estuvo dubitante y hasta confundió las fechas de la presentación del documento. En un inicio, el legislador negó haber presentado ayer lunes el documento porque -según dijo- "ayer fue domingo", pese a que en la carta fuguraba claramente la fecha.

"Es imposible que haya sido ayer porque ayer fue domingo. El domingo nadie puede presentar un documento al Congreso porque nadie trabaja", dijo en reiteradas oportunidades el parlamentario a pesar de que la periodista le recordó varias veces la fecha.

La muerte de su asesor

En otro momento, Héctor Becerril aseguró que su fallecido asesor, Igor García Nieto, fue víctima del robo de sus dos teléfonos luego de que dejara olvidados los aparatos en un restaurante cercano a la sede del Legislativo.

En entrevista con la Rotativa del Aire, el fujimorista dijo que el hecho ocurrió hace “ocho o diez meses” y que, poco después, se hizo pública una fotografía en las redes sociales de sus dos asesores almorzando, una imagen que -según él- data del mismo día del robo.

“Lo raro de esto es que a los dos o tres días salió en las redes sociales, en el Facebook, la fotografía de él con mi otro asesor comiendo en ese restaurante. Es como si dijera “ya tengo tus celulares y ahí está la foto para que veas que el día que se perdió he estado cerca a ti. Yo en realidad nunca di importancia ese acto”, comentó.

El congresista también dijo que hace tres meses sufrió un asalto “pasando Chorrillos” luego de visitar a Keiko Fujimori en prisión. Según dijo, el objetivo del atraco era quitarle su celular, pero esto no se concretó debido a que “por el nerviosismo” dejó caer el aparato en el asiento de su vehículo. El fujimorista reiteró que “fue encañonado” por esta persona -a quien no identificó- y hasta le golpeó con la cacha de la pistola.

Al ser consultado por qué no hizo público el hecho, el legislador se limitó a decir que “todo lo que hace Héctor Becerril siempre trae suspicacias”. “No debe ser noticia que lo asalten a un congresista y le pongan una pistola en la cabeza, eso pasa todos los días”, argumentó.

Becerril evitó lanzar hipótesis sobre lo ocurrido y si esto tiene algún vínculo con el fallecimiento de su asesor. “Lo que hago es describir hechos reales que han ocurrido”, señaló.

Asimismo, el parlamentario evitó decir si hay alguien que quiere hacerle daño. “No podría asegurar eso ni tampoco podría finalmente descartar. (Pero) hay una persecución mediática contra Héctor Becerril”, apuntó.

¿Qué opinas?