Elecciones 2021: ¿Cuánto influirá la campaña electoral en redes sociales de cara a los próximos comicios?

Decretado el distanciamiento social para evitar el contagio del COVID-19, las redes sociales se convertirán en la principal herramienta para que los partidos políticos hagan llegar sus propuestas a la población. ¿Cómo se regulará la campaña electoral en la web?

Redes sociales
De todos los que pueden postular en las Elecciones 2021, solo un partido tiene cuenta verificada en redes sociales. | Fuente: Andina

Según el último informe del Instituto de Estudios Peruanos sobre información política, redes sociales e internet realizado en octubre, el consumo de redes sociales como Facebook y Whatsapp creció considerablemente en durante la pandemia. Este estudio concluye que el 84% de las personas encuestadas usa de Facebook, mientras que Whatsapp registra un 87% de uso.

En el caso de la red social de mensajería, Patricia Zárate, jefa de estudios de opinión del IEP, explica lo arraigado de su uso en las personas. “A veces las personas no saben que al usar Whatsapp están usando internet. Como es mensajería, la gente la entiende de otra manera, pero ahí intercambian información política. Eso la hace importante”.

Twitter, por su parte, es el medio digital que más usan los políticos peruanos y más bien se muestra como una red menos frecuentada por los encuestados. Sin embargo, actuaría como caja de resonancia hacia otras. “Los usuarios de Twitter son 14%, frente a los más de 80% en el caso de Facebook y Whatsapp. Sin embargo, hay que tener en cuenta una cosa: hay líderes de opinión e influencers que pueden mandar mensajes por Twitter, pero la gente los comparte por otras vías. Entonces, aunque no uses Twitter, el mensaje que llegó por ese medio también se va compartiendo por otras redes”, indica Zárate.

Un punto importante es la presencia de un 78% de personas que considera que las redes sociales son poco o nada influyentes en la política nacional. Aún así, el 30% de los encuestados en zonas rurales cree que sí lo son, mientras que el 18% en zonas urbanas piensa lo mismo. Por otro lado, se observó que un 20% de las personas encuestadas no sigue noticias políticas en ningún medio tradicional o digital, lo que reflejaría cierto nivel de desinterés por los temas políticos en nuestro país.

DESINFORMACIÓN Y 'FAKE NEWS'

La facilidad de acceso a las redes sociales como Facebook, donde los partidos pueden expresar detalladamente sus propuestas, también genera riesgos de veracidad por las múltiples páginas que emiten estos mensajes. Por ejemplo, de los 25 partidos políticos que competirán en las elecciones, solo uno cuenta con la certificación de autenticidad en su página de Facebook, mientras que ninguno de ellos presenta esta certificación en Twitter.

Se pudo observar, sin embargo, la presencia de múltiples páginas en estas redes sociales que referencian a estas organizaciones y que están inactivas o pertenecen a grupos regionales. Esto refleja, como consecuencia, diferencias en el contenido de sus publicaciones.

Para la investigadora María Mendoza Michilot, autora del libro "Proceso electoral 2016. Prensa peruana y redes sociales", que existan tantas páginas sin certificado de autenticidad aumenta el riesgo de desinformación y presencia de fake news, por lo que considera importante que los partidos y los candidatos certifiquen sus cuentas a través de los procesos que ofrecen estas redes sociales. “Esa podría ser una medida para informarle al usuario que aquello que está leyendo sí provene de una cuenta oficial del candidato y pueda creer en ella", acota.

Patricia Zárate sostiene más bien que, pese a los controles que ya tienen varias de las redes sociales para evitar los fake news, todavía se se puede encontrar presencia de noticias falsas en ellas. “La literatura dice que en el momento inicial del uso masivo de redes siempre abundan los fake news, pero eso baja con el uso continuo que genera experiencia en la herramienta. La discriminación de este contenido depende del nivel educativo, la capacidad de informarse y de la ideología de cada uno”.

Facebook
Facebook es una de las redes más usadas por los peruanos, según un informe realizado por el Instituto de Estudios Peruanos (IEP). | Fuente: Andina

Iván lanegra, secretario general de Transparencia, comenta que uno de los principales riesgos en el lado digital es que “en muchas ocasiones ocurre que la propaganda digital se hace a través de cuentas anónimas o de personas que no están registradas y eso se usa para evadir la responsabilidad de la información que se transmite, son ellos los que a veces hacen propaganda negativa atacando al rival o generando información falsa”.

¿CÓMO SE REGULARÁ LA CAMPAÑA EN REDES?

Según el artículo 37 de la Ley de Organizaciones Políticas, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) tendrá un presupuesto para financiar los espacios de propaganda en redes sociales para todos los partidos que competirán en estas elecciones y que deberá ser destinado de manera equitativa a todos los candidatos.

Sin embargo, a diferencia de radio y televisión, donde la contratación de espacios debe ser impulsada únicamente con el presupuesto de la ONPE, los candidatos sí podrán pagar su propia publicidad en redes sociales. Iván Lanegra considera que estos pagos deberían estar registrados y declarados ante la ONPE. “Son parte de los gastos de la campaña, evidentemente luego tiene que haber una columna de ingresos que justifique haber hecho ese gasto”. Además, sugiere que a las regulaciones de la ONPE se debe agregar las reglas que cada red social tiene para la propaganda política.

En caso un partido político pueda utilizar el financiamiento público otorgado en redes sociales para dirigirlo a la propaganda de solo uno de sus candidatos, Lanegra sostiene que, “sería objeto de cuestionamiento al rendir cuentas porque no habría favorecido a todos (los candidatos), lo que es un incumplimiento evidente de la regla, traería una serie de consecuencias al partido por el manejo de sus recursos otorgados, lo que puede implicar sanciones”.

Por otro lado, la Ley de Organizaciones Políticas también plantea una serie de principios de legalidad, veracidad, autenticidad e igualdad y no discriminación para en el contenido de la propaganda electoral. Ante esto, Lanegra indica que, “las publicaciones que se hacen en estos medios sí están sometidas a las mismas reglas de buena conducta y las reglas del pacto ético electoral que se firma en cada elección, por lo que hay que asegurar un uso adecuado de estos mecanismos”. Sin embargo, considera que sería difícil hacer un seguimiento a todas las publicaciones, pues “son posiblemente más de 3 mil personas que estarán compitiendo a distintos cargos en las próximas elecciones”.

Whatsapp
Whatsapp es una de las redes más usadas para hablar de política. | Fuente: Andina

Sobre los principios que rigen en el contenido de la propaganda en la campaña electoral, María Mendoza Michilot expresa que es necesario que el planteamiento sea diferente porque “el lado digital demanda acciones más relacionadas a su formato, no se puede vigilar el contenido con una mirada de medios tradicionales. A esos principios sería importante agregar el análisis del discurso frente al público”.

Por primera vez las redes sociales serán uno de los principales soportes de los partidos políticos para hacer llegar sus propuestas a la población durante las próximas Elecciones Generales 2021. Seamos muy cuidadosos con la veracidad de la información que circula en estos espacios y exijamos una contienda respetuosa entre los protagonistas.