El presidente Martín Vizcarra y el uruguayo Tabaré Vásquez conversaron durante aproximadamente ocho minutos. | Fuente: Andina/AFP

El presidente Martín Vizcarra conversó brevemente este domingo con el presidente de Uruguay, Tabaré Vásquez sobre el asilo político solicitado este domingo por el exmandatario Alan García al gobierno del país sudamericano.

En un diálogo telefónico de aproximadamente ocho minutos de duración, el jefe de Estado Peruano planteó a su homólogo la posición de su gobierno sobre este tema, que involucra al líder aprista con el caso Odebrecht, el mayor detape de corrupción del continente. 

El viceministro de Relaciones Exteriores, Hugo de Zela, indicó en el dominical Panorama que en una conversación "codial" el presidente también le anunció a Vásquez que el Perú enviará en breve la información relacionada al pedido de asilo del expresidente García.

La información, según dijo De Zela, será considera por el gobierno de Uruguay para tomar la decisión que considere; pueden rechazar el asilo y en ese caso le pedirán a García que abandone la residencia de Uruguay y, si le dan el asilo, lo comunicarán formalmente al gobierno peruano. Si se concede el asilo, pedirán al gobierno entregarle un salvoconducto que le permita trasladarse a Uruguay, dijo. 

El embajador de Uruguay comunicó este domingo al Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú que el expresidente Alan García Pérez solicitío asilo a su país. El diplomático explicó que el ex jefe de Estado ingresó durante la noche del sábado a su residencia. 

Pese a que el PAP y su abogado señalaron hoy que este recurso de García responde a un pedido de su partido, casi todos los partidos peruanos han considerado que la petición de asilo es una argucia para evadir la Justicia. Así, García querría repetir lo que ya hizo en 1992, cuando se exilió en Colombia y luego vivió en Francia, hasta que en 2001 prescribieron las acusaciones en su contra por corrupción que habría cometido bajo su primer gobierno.

Vizcarra: "No existe persecución política"

Tras conocer la solicitud de García, el presidente Vizcarra dijo en Twitter que en el Perú "no existe persecución política" y que "todos los peruanos debemos allanarnos a la justicia, sin excepciones".

Vizcarra también reafirmó el compromiso del Gobierno con el respeto a la división de poderes, la Constitución y los tratados internacionales.

Por su parte, el presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, manifestó que en el Perú existe un irrestricto respeto por la democracía y al igual que Vizcarra, negó que en el Perú exista persecución política. 

La solicitud de asilo quedó ahora en manos del presidente Vázquez y su Gobierno, cuyo canciller, Rodolfo Nin Novoa, confirmó que ha aceptado el trámite y que emitirá una decisión al respecto en función de la Convención sobre Asilo Diplomático de 1954.

Según el Partido Aprista Peruano (PAP) de García y el propio abogado del expresidente Erasmo Reyna, la decisión de pedir asilo se produjo ante la sospecha de que la fiscalía solicitara de forma inminente su procesamiento en prisión.

Alan García impedido de salir del país. 

El caso de García empezó a complicarse el pasado jueves, cuando llegó a Perú procedente de España, donde reside, para testificar en las investigaciones por actos de corrupción de Odebrecht en la concesión de las obras de la línea 1 del Metro de Lima. A su llegada al país fue sorprendido por la fiscalía con un pedido para incluirlo como investigado en el caso, y por la publicación en medios locales de pruebas que supuestamente revelarían como cobró 100.000 dólares de Odebrecht de forma irregular, un dinero que provendría de la Caja 2 (dinero negro) de la compañía.

El fiscal contra el lavado de activos José Domingo Pérez solicitó entonces la prohibición de salida del país por 18 meses, petición a la que García se allanó y del que dijo que "no era un castigo" apenas horas antes de solicitar el asilo en la residencia uruguaya.

¿Qué opinas?