Al referirse al agravamiento de casos con el desconfinamiento y la cuarentena focalizada en regiones que inicia mañana miércoles 1 de julio, el presidente Vizcarra dijo que retomar una cuarentena obligatoria en general es contemplada como su última opción.
Al referirse al agravamiento de casos con el desconfinamiento y la cuarentena focalizada en regiones que inicia mañana miércoles 1 de julio, el presidente Vizcarra dijo que retomar una cuarentena obligatoria en general es contemplada como su última opción. | Fuente: EFE

El presidente Martín Vizcarra fue consultado por la posibilidad de un agravamiento del número de casos tras el desconfinamiento en algunas regiones y la posiblidad de volver a un estado de cuarentena obligatoria, como la anterior de más de 100 días, iniciada en marzo pasado.

"Obviamente tenemos estrategias en caso hay un rebrote, incluso la más severa sería retomar la cuarentena. Esa es la última opción. [...] El secreto está en la responsablidad de todos: del Gobierno, también, pero es una responsabilidad compartida con la ciudadanía. Juntos tenemos que ser responsables para mantener la curva de descenso que se está dando y no con la reactivación de actividad podamos nuevamente hacer un rebrote", mencionó.

Por su parte, Víctor Zamora, titular de la cartera de Salud, comentó que la estrategia está enfocada en focalizar el brote y evitar rebrotes. 

"Hemos aumentado la capacidad de los laboratorios a nivel nacional y regional. [...] Hemos creado 13 laboratorios regionales, el Perú tiene la capacidad de analizar 12 mil muestras moleculares a nivel nacional. [...] En los almacenes hay 250 000 pruebas moleculares. [...] Tenemos una capacidad instalada para hacer pruebas moleculares en el país", comentó.


QUÉDATE EN CASA

El distanciamiento social y el uso de mascarillas son herramientas claves para frenar el avance en el contagio del nuevo coronavirus. De acuerdo con la escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, la COVID- 19 se propaga a través de las gotas de saliva que se producen cuando una persona infectada tose o estornuda. Es decir, si frenamos nuestro movimiento innecesario en las calles, mantenemos una distancia mínima de uno o dos metros, usamos mascarillas y nos lavamos constante y correctamente las manos (al menos durante 20 segundos), el virus también se detendrá. 

Los especialistas en salud pública explican que se debe mantener una distancia mínima de dos metros entre persona y persona para evitar la infección, además de eliminar por completo cualquier tipo de aglomeración. Las proyecciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) explican que, siendo realistas, si no se acata el distanciamiento social, el uso de mascarillas y el lavado de manos, la afluencia de pacientes en unidades de cuidados intensivos colapsarán el sistema de salud en el Perú.