Francisco Sagasti
El mandatario mantuvo reuniones con diversos líderes políticos la semana pasada. | Fuente: Presidencia Perú

El presidente de la República, Francisco Sagasti, sostuvo que no le temblará la mano para detener cualquier intento de desestabilización o traición directa a su Gobierno por parte de algún sector político.

Según explicó, desde que comenzó su gestión ha estado dispuesto a dialogar con las fuerzas políticas del país, pero que no es ingenuo y que conoce bien la situación, por lo que si de esas conversaciones se pasa al enfrentamiento tomará acciones con mano dura.

A mí no me tiembla la mano ni cuando escribo ni cuando acaricio ni cuando golpeo. Así que tengan toda la tranquilidad del caso, que cuando de la conversación cordial se pasa a un nivel en el cual vemos intentos de desestabilización traiciones directas, ahí perfectamente tendré la determinación de parar estas cosas en seco”, dijo en entrevista desde Palacio de Gobierno.

Esta declaración se da luego de que durante la semana pasada, el mandatario mantuviera reuniones con los líderes de diversas agrupaciones políticas como César Acuña o Keiko Fujimori respecto de diversos temas de relevancia para el país.

Deslinda del Partido Morado 

En otro punto de la conversación, el mandatario dejó claro que ya no tiene ninguna vinculación con el Partido Morado y que desde que juramentó como Presidente de la República, su trabajo dejó de ser partidario y está enfocado en todos los peruanos.

Yo ya no soy un militante del Partido Morado, soy el presidente de todos los peruanos y peruanos y mi orientación mi manera de trabajar, mi enfoque no tiene nada que ver absolutamente nada con el Partido Morado”, manifestó.

Además, sostuvo que ha dispuesto una directiva para que todo el Ejecutivo mantenga absoluta neutralidad de cara a las Elecciones Generales que se realizarán el 21 de abril de 2021.