Aníbal Torres, presidente del Consejo de Ministros.
Aníbal Torres, presidente del Consejo de Ministros. | Fuente: PCM

El presidente del Consejo de Ministros, Aníbal Torres, reiteró a los pobladores de las seis comunidades que mantienen bloqueada la mina de cobre Las Bambas an Apurímac desde hace más de un mes que acaben con la protesta como condición para que el Ejecutivo anule el estado de emergencia decretado en la zona.

"Si ellos levantan la huelga, nosotros levantamos el estado de emergencia", dijo Torres sobre ese estado de excepción que implica la suspensión de varios derechos constitucionales y la presencia de las Fuerzas Armadas, en apoyo a la Policía Nacional.

El jefe del gabinete agregó, en una rueda de prensa, que levantarán "inmediatamente el estado de emergencia cuando se recupere la paz social" en las comunidades vecinas a Las Bambas.

Torres confirmó que los delegados de las comunidades se reunieron este miércoles con los ministros de Energía y Minas, y de Justicia, además de la empresa china MMG para dialogar sobre los incumplimientos que reclaman a la minera.

El jefe del gabinete señaló que una de las comunidades se quejaba del precio en que vendieron sus tierras para la explotación minera, pero que el Ejecutivo no podía intervenir en ese tema porque deben actuar "dentro del marco legal", dado que es un reclamo que compete al Poder Judicial.

No hay acuerdos en Las Bambas

Después de dos días en Lima, los representantes de las comunidades de Fuerabamba, Huancuire, Pumamarca, Choaquere, Chila y Chuicuni sostuvieron este miércoles una reunión con la empresa MMG y dos ministros de Estado para llegar a una solución a sus demandas y reanudar las actividades en Las Bambas, productora del 2 % del cobre a nivel mundial.

Sin embargo, la cita concluyó sin que se difundan acuerdos en la Presidencia del Consejo de Ministros, donde se llevó a cabo.

El martes, los comuneros que llegaron a Lima se reunieron con el presidente peruano, Pedro Castillo, en el Palacio de Gobierno para explicarle sus demandas, pero rechazaron la propuesta que el mandatario les hizo.

"El presidente escuchó las demandas de las seis comunidades y lanzó su propuesta, que no fue aceptada por estas", dijo a Efe el asesor legal de la comunidad campesina de Huancuire, Alexander Anglas, tras la reunión.

El asesor explicó que, aunque cada comunidad tiene sus peticiones particulares sobre los acuerdos incumplidos por la empresa que opera la mina, la compañía china MMG, todas coinciden en pedir al Gobierno que levante el estado de alarma en la zona.

Los comuneros del distrito de Fuerabamba, vecino al asentamiento minero, ingresaron a los terrenos de la empresa el pasado 14 de abril, tras denunciar compromisos incumplidos desde 2014, cuando vendieron sus tierras para las operaciones extractivas. (Con información de EFE)