El presidente Vizcarra participó en la ceremonia por el Día de las Fuerzas Armadas. | Fuente: Foto: Presidencia

El presidente Martín Vizcarra señaló que el Perú requiere tener instituciones autónomas, independientes y confiables. En ese sentido, dijo que los miembros de las instituciones "deben responder al interés del país" y no deben ser "producto de negociaciones de cuotas de poder".

"La construcción de una democracia sólida pasa por fortalecer las instituciones, no por manipularla, ni capturarla con fines subalternos. Las instituciones del Estado son de todos los peruanos, no de algunos grupos, por más representación política que tengan", dijo.

Durante la ceremonia por el Día de las Fuerzas Armadas, destacó la necesidad de "abrir una nueva etapa" en la que se pueda "darle capacidad de decisión a los ciudadanos". En ese sentido, dijo que "las prácticas que pervirtieron a las instituciones deben quedar prohibidas porque le hacen daño al sistema democrático".

"El Perú requiere, hoy más que nunca, tener instituciones autónomas, independientes y, sobre todo, confiables. Esa es la línea que hemos trazado con y respeto irrestricto a la Constitución, frente a la cual no puede haber retroceso alguno. Nuestro compromiso con el país es firme, y hasta el último día así lo haremos", insistió.

El presidente Martín Vizcarra participa en la ceremonia por el Día de las Fuerzas Armadas, instituciones siempre comprometidas y dedicadas al servicio de la Patria y los ciudadanos. #SiemprePorElPerú

Publicado por Presidencia Perú en Lunes, 23 de septiembre de 2019

En otro momento, el mandatario precisó que los miembros de las Fuerzas Armadas saben que la defensa de la Patria también significa luchar contra la desigualdad, las actividades ilegales, la corrupción y la impunidad.

En tal sentido, recalcó los avances que vienen logrando en la recuperación del principio de autoridad en La Pampa, Madre de Dios, que durante décadas estuvo depredada por la minería ilegal, la trata de personas y otros delitos.

El presidente Vizcarra manifestó que los soldados también libran una batalla contra los remanentes del narcoterrorismo en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro; y demostraron su profunda vocación social, durante los efectos adversos del Niño Costero, cuando desplegaron tropas y ayuda humanitaria para los damnificados.

Precisamente, durante los últimos meses, las Fuerzas Armadas volvieron a movilizarse para atender a los afectados por las heladas y el friaje, llevando enseres y apoyando las campañas de salud.

¿Qué opinas?