Pedro Castillo
Presidente Pedro Castillo | Fuente: Presidencia | Fotógrafo: Cesar Fajardo

La desaprobación del presidente Pedro Castillo pasa de 65% a 60% en el último mes, según reveló la reciente encuesta de representación nacional del Instituto de Estudios Peruanos (IEP) para La República. La aprobación del mandatario pasó de 25% en noviembre a 28% en diciembre. Un 12% dice que no sabe/no opina.

El respaldo del mandatario creció en las provincias del centro del país, en las zonas urbanas y en la clase media, de acuerdo con el estudio. La desaprobación del mandatario Pedro Castillo se concentra en Lima Metropolitana, y en los niveles socioeconómicos A/B.

El presidente Castillo sigue bajando en percepciones positivas de setiembre hasta ahora. Baja de un 53% a 42% quienes creían que el mandatario se preocupa mcuho o algo por los demás, de 51% a 39% entre quienes creían que representa mucho o algo a gente como ellos y de 46% a 35% quienes estimaban que tiene mucho o algo de capacidad de gobernar.

Por el contrario, aumenta las percepciones negativas: quienes creen que Castillo se preocupa poco o nada por los que menos pasa de 43% a 54%, quienes consideran que tiene poco o nada de capacidad para gobernar pasa de 51% a 61% y quienes sienten que les inspira confianza en poco o nada pasa de 54% a 63%.

Al igual que la propia aprobación presencial, la aprobación del desempeño de los ministros se ubica en un 25%, mientras que la desaprobación, en un 67%.

Mientras que la aprobación de la presidenta del Consejo de Ministros, Mirtha Vásquez, se ubica en un 27% y su desaprobación, el 62%.

FICHA TÉCNICA

El estudio tiene márgenes de error de +/- 2,8 puntos. Se utilizó una muestra de 1.206 entrevistados distribuidos en 24 departamentos. La aplicación tuvo fecha de 13  y 16 de diciembre. Tiene un nivel de confianza de 95%.

PODCAST RPP | Presidenta del Tribunal Constitucional: no hay mayor cambio a lo que dice la Constitución con el proyecto sobre límite a referéndum aprobado en el Congreso

Marianela Ledesma Narvaez reconoció como uno de los pasivos del TC no definir la incapacidad moral para declarar una vacancia presidencial.