Sunedu
La Sunedu solicitó información a la UCV frente a la denuncia de presunto plagio del presidente Pedro Castillo. | Fuente: Andina

La Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) informó que, frente a la denuncia de presunto plagio del presidente Pedro Castillo y su esposa, Lilia Paredes, en su tesis para el grado de magíster, inició, a través de la Dirección de Supervisión, una indagación preliminar con el objeto de verificar si la Universidad César Vallejo (UCV) cumplió con lo establecido en el Reglamento del Registro Nacional de Trabajos de Investigación conducentes a Grados y Títulos (RENATI).

En un comunicado, la entidad recordó que la norma citada dispone que, cuando las universidades toman conocimiento de un caso de presunto plagio, deben iniciar la investigación “conforme a su normativa interna y comunicar los resultados a la Sunedu”.

“Así, la UCV envió a la Superintendencia el informe de la una comisión conformada por la universidad para la revisión de la tesis de los señores Castillo y Paredes. En el documento, la universidad reporta similitud, pero afirma que como hay poco o ningún porcentaje de similitud en el marco metodológico, resultados y conclusiones y sugerencias, la tesis mantiene un aporte de originalidad”, se lee en el documento.

La Sunedu remarcó, al respecto, que el grado académico de Castillo y su esposa fue inscrito en el registro de grados, a cargo de la Asamblea Nacional de Rectores, en agosto de 2013, “es decir antes de la entrada en vigencia de la Ley Universitaria y la creación de la Sunedu”.

La entidad indicó que, tras evaluar la información presentada, solicitó a la UCV información complementaria “dirigida a conocer los resultados de la investigación efectuada al interior de su casa de estudios y la decisión del Consejo Universitario frente a esa investigación, pedido que ha sido respondido por la universidad”. “Ante ello, la SUNEDU solicitó información a la Fiscalía y actualmente está pendiente la respuesta a dicho oficio”, agregó.

La actuación de la UCV

La Sunedu refirió que, en el marco de la autonomía universitaria, la evaluación y revisión de las tesis y otros trabajos de investigación “es responsabilidad de cada universidad”. “Corresponde a estas, también, establecer los criterios de calificación de estos trabajos, determinar si se ajustan a los estándares de originalidad y probidad académica, y actuar de acuerdo con su normativa interna para sancionar las eventuales faltas a estos principios”, manifestó en el citado comunicado.

“No obstante, la Superintendencia está facultada -y así lo ha hecho en este caso- para requerir a las universidades información sobre su actuación en estos casos, a fin de determinar si dichas actuaciones se han realizado conforme a su propia normativa y las leyes vigentes”, recordó.

La Sunedu aclaró que no tiene la potestad de retirar los grados o títulos y reiteró que “quien tiene a su cargo la responsabilidad sobre las investigaciones en torno a un presunto caso de plagio de un trabajo de investigación o tesis; así como sobre su resultado, es la universidad, en el marco de su autonomía, así como otras instancias de protección a los derechos de autor como el INDECOPI o el Poder Judicial”.

“En ese sentido, la competencia de la Sunedu se delimita a verificar que las autoridades competentes cumplan con la obligación de informar las acciones implementadas y el resultado de las investigaciones frente a dichos actos, pues no tenemos facultades para determinar la existencia de un acto de plagio o ser instancia revisora de las decisiones adoptadas al interior de las casas de estudio”, se lee en el documento.

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿En qué se parecen el fútbol y el coronavirus? El Dr. Elmer Huerta responde: