César Villanueva en entrevista con RPP Noticias. | Fuente: RPP Noticias

El presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, saludó la decisión del Congreso de la República de aprobar la cuestión de confianza planteada por el Ejecutivo. Asimismo, negó haber asumido una actitud de confrontación, tal como cuestionaron varios legisladores, durante su presentación ante el Pleno del Parlamento.

"Primera cosa celebrar que, frente a esta crisis, que no se puede ocultar, el Congreso, el Ejecutivo y la población han ganado, fundamentalmente ha ganado el país. No era una posición terca nuestra la reforma, sino una necesidad por la urgencia de los tiempos", señaló en entrevista exclusiva con RPP Noticias.

Villanueva reconoció que su presentación pudo haber sido percibida como confrontacional; sin embargo, destacó que el Gobierno en todo momento intentó tender puentes con el Parlamento para encontrar soluciones a los problemas que afectan al país. En ese sentido, aseguró que continuarán actuando "en estricto marco constitucional".

"Somos un Gobierno que pone con claridad las metas y nos sentimos satisfechos de hacer un buen diagnóstico: hay que resolver esta situación con reformas, no con parches", señaló.

El jefe del Gabinete Ministerial manifestó no tener "ni una pizca de duda" del compromiso asumido por los legisladores que votaron a favor de la confianza para que se aprueben las cuatro reformas en los plazos establecidos. De esta manera, señaló que sería "una miopía política gigantesca" el no cumplir con el calendario "o hacer algún tipo de triquiñuela".

"Hay una racionalidad suficiente en el Congreso para entender que cualquier duda que acontece por delante; es decir, sobre la aprobación de estas cuatro propuestas y su reafirmación en un referéndum, es una necesidad para volver a recuperar la confianza de la población en la política. Eso va a beneficiar a todos", sostuvo.

César Villanueva en entrevista con RPP Noticias. | Fuente: RPP Noticias

"Jamás se nos ocurriría pensar en un golpe de Estado"

En otro momento de la entrevista, el jefe del Gabinete rechazó que el gobierno piense en un golpe de Estado, tal como deslizó la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori. Asimismo, señaló que un eventual cierre del Parlamento, dentro de los marcos constitucionales, es "la última opción" dentro de una democracia.

"A nosotros jamás se nos ocurriría, como demócratas, pensar en un golpe de Estado. Cerrar el Congreso (pero) dentro de los marcos constitucionales, no con tanques, como se insinuó. Nosotros vamos a defender la democracia hasta el último, no tenemos una posición militarista", señaló.

El titular de la PCM comentó que no fue necesario incluir dentro del voto de confianza la fecha del 4 de octubre como día máximo para la aprobación de las reformas, debido a que en la reunión que sostuvo con los voceros de todas las bancadas, ellos mismos plantearon un cronograma. En ese sentido, dijo confiar en la "reserva moral" para que cumpla lo acordado.

"Nosotros seguiremos escrupulosamente los procedimientos constitucionales. El cierre del Congreso es la última opción que juegas en una democracia. Si viene la aprobación de estos proyectos y vamos al referéndum, no hay la necesidad de un cierre del Congreso", aclaró.

¿Qué opinas?