Alan García se pronunció a través de Twitter sobre la prisión preventiva. | Fuente: Andina

Descubre el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

Como en todas las sociedades, un largo fin de semana con día feriado y conmemoración del Día los Muertos, suele ser ocasión de más tiempo pasado en familia y menos exacerbación política. Pero esa no parece ser la actitud del expresidente Alan García, quien desde Madrid ha enviado una serie de tweets atribuyendo al Gobierno la decisión judicial de prisión preventiva para Keiko Fujimori. También reprocha al Gobierno el cuestionamiento al Fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, objeto de investigaciones en la institución que él mismo dirige.

García concluye sus mensajes avivando el espectro del golpe de Estado, es decir contribuyendo a la inquietud ante una eventual desestabilización del conjunto de las instituciones. Es decir que en momentos en que el fujimorismo se adapta a la situación creada por la detención de Keiko Fujimori y los partidos evitan hacer política en torno a temas judiciales, el experimentado expresidente atiza el fuego de la división y el miedo. El congresista oficialista Juan Sheput le ha contestado afirmando que la actitud del líder del Apra “contamina el ambiente político”.

Venezolanos en Perú

Uno de los problemas que nuestro país debe enfrentar es el de la llegada de más de medio millón de venezolanos. El Perú no estaba preparado para un fenómeno que no tiene precedentes en nuestra historia. Más bien, al contrario, nos habíamos acostumbrado a ver emigrar a muchos de nuestros jóvenes, lo que ha llevado a que una décima parte de nuestra población se halle actualmente establecida en el extranjero. Los venezolanos no vienen al Perú porque lo hayan escogido libremente, ni llegan para despojar de puestos de trabajo a los peruanos. Lo hacen obligados por una grave situación humanitaria, consecuencia de la pésima política de un gobierno autoritario que ejerce el poder desde hace más de 18 años.

A partir del 1 de noviembre la presentación del pasaporte es obligatoria para quienes quieran atravesar nuestras fronteras. Pero 500 mil personas que necesitan trabajo y servicios no constituyen un problema puramente migratorio. El Gobierno debe diseñar un programa integral para integrar a los inmigrantes en todo nuestro territorio, evitando la formación de guetos, tal como hemos visto en otros países. Aunque algunos temen las eventuales consecuencias negativas en el mercado laboral, la mayor parte de los economistas considera que a mediano plazo el aporte venezolano será positivo para nuestro crecimiento económico e incluso para la democratización de las relaciones sociales en nuestro país, con una estructura social más vertical y excluyente que la venezolana.

Jair Bolsonaro y Sergio Moro

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, prepara con suerte desigual su entrada en funciones el próximo 1 de enero. Su imagen de líder extremista se ve reforzada por actitudes hostiles ante órganos de prensa independientes. El diario de mayor circulación nacional, Folha de Sao Paulo, por ejemplo, se ha visto impedido de asistir a su primera conferencia de prensa. Bolsonaro ha afirmado su deseo de ver desaparecer un diario, que es una referencia desde 1921 y que ha jugado un papel eminente en la investigación de la trama de corrupción Lava Jato.

El presidente electo ha confirmado el nombramiento como Ministro de Justicia del juez Sergio Moro, símbolo de la lucha contra la corrupción y principal impulsor del encarcelamiento del expresidente Lula. Algunos ven en este nombramiento una garantía de la independencia de la justicia. Otros, al contrario, lamentan que un juez utilice la notoriedad adquirida en el ejercicio de un oficio imparcial para entrar al terreno político bajo el auspicio del principal adversario del hoy detenido Lula. Podremos juzgar cuando veamos actos y decisiones.

Las cosas como son

¿Qué opinas?