Edwin Donayre, excongresista de Alianza por el Progreso, permanece detenido en el Departamento de Requisitorias. | Fuente: Andina

El pasado miércoles por la noche, el excongresista de Alianza Por el Progreso (APP) Edwin Donayre fue capturado por la Policía Nacional del Perú (PNP), en el distrito de Puente Piedra. El excomandante general del Ejército se dirigía en su vehículo a una bodega para realizar una llamada en una cabina telefónica ubicada en la avenida Buenos Aires.

Tras su detención, Donayre fue conducido a las instalaciones del Departamento de Requisitorias, ubicado en la avenida Canadá, en La Victoria. Debido a los feriados aún no ha sido trasladado al INPE, desde donde se dispondrá en qué penal cumplirá su condena de cinco años y seis meses de prisión efectiva por apropiación ilícita de combustible.

De acuerdo con el diario La República, el Comando de la Policía Nacional ha decidido aplicar medidas de seguridad extremas para reguardad la integridad física del excomandante general del Ejército, debido a que, de acuerdo con información de Inteligencia, Donayre podría atentar contra su vida.

Es por esta razón que cinco efectivos de la Policía Nacional resguardan al excongresista las 24 horas del día y realizan un registro permanente del movimiento de quienes ingresan al Departamento de Requisitorias, así como del propio Edwin Donayre.

Fue el general de la PNP Juan Sotil Toledo quien, en cumplimiento de su función, dispuso que el jefe de la División de Requisitorias, el coronel Emilio Valverde Morales, adopte las medidas del caso, que incluyen el monitoreo del personal con acceso al exparlamentario, quien se encuentra en un ambiente aislado del resto de los detenidos.

Debido a que Donayre padece de diabetes, también se le ha asignado un médico de la Sanidad que monitorea su estado de salud. El pasado jueves, su abogado Hugo Alberto Gutiérrez solicitó por escrito su traslado al Hospital Militar. “Él ya venía sufriendo de la diabetes producto de su caso judicial. Es más, no solo es el tema de la diabetes, tiene reumatismo, artrosis y el tema emocional… psicológicamente está mal”, indicó Gutiérrez.

“YA TENEMOS EXPERIENCIA CON ALAN GARCÍA”

El ministro del Interior, Carlos Morán Soto, reafirmó los protocolos de seguridad a los que ha sido sometido el general en retiro, y aseguró que están basados en “la depresión” que pueden desarrollar algunos detenidos ante la afectación de su libertad.

“Ya tenemos una experiencia con la muerte del expresidente Alan García Pérez. Son lecciones aprendidas. (…) Por esa razón, la Policía tiene que estar las 24 horas del día a su lado”, explicó y agregó que Donayre es un militar “muy hábil”, por lo que existe riesgo de que convenza a los agentes que lo resguardan de darle cierta libertad.  

“(…) Puede convencer a los agentes para que le dé un poquito de libertad para desplazarse en el interior de la unidad policial y aprovechar para darse a la fuga o pueda hacerse daño y afectar su integridad física”, indicó el ministro.

¿Qué opinas?