Corte Suprema dispone que Pedro Chávarry continúe afrontando investigación por remover a fiscales Vela y Pérez

La Corte Suprema revocó la resolución judicial que archivó el proceso penal contra el extitular del Ministerio Público por el presunto delito de encubrimiento real. Pedro Chávarry es investigado por remover a los fiscales Vela y Pérez del Equipo Especial del caso Lava Jato y por solicitar información reservada del acuerdo de colaboración eficaz con Odebrecht.

Chávarry
El exfiscal de la Nación es investigado por el presunto delito de encubrimiento real en agravio del Estado. | Fuente: Andina

El fiscal supremo Pedro Chávarry continuará afrontando el proceso penal por la remoción de Rafael Vela y José Domingo Pérez Gómez del Equipo Especial del caso Lava Jato cuando fue titular del Ministerio Público.

Así lo resolvió la Corte Suprema al revocar la resolución judicial que archivó el proceso penal contra Chávarry por el presunto delito de encubrimiento real en agravio del Estado.

El tribunal supremo acogió así las apelaciones que presentaron el Ministerio Público y la procuraduría del Poder Judicial a fin de dejar sin efecto la decisión del juez supremo Hugo Núñez Julca, respecto del pedido de Chávarry para archivar el proceso.

Se trató de un recurso de excepción de naturaleza de acción planteado por la defensa del exfiscal de la Nación a fin de que se archive el proceso penal en su contra, en el cual consideraba que los hechos denunciados no configuraban el delito atribuido.

El 31 de diciembre de 2018, Pedro Chávarry dispuso la remoción de los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez Gómez del Equipo Especial del caso Lava Jato, pues consideró que ambos afectaron la institucionalidad del Ministerio de Público con sus constantes declaraciones a medios.

Además de remover a ambos fiscales, Chávarry solicitó que se le entregue información reservada sobre el acuerdo de colaboración eficaz entre el Ministerio Público y la empresa brasileña Odebrecht.

Ahora, la resolución emitida por la Corte Suprema señala que solicitar información de un proceso reservado, como lo era el acuerdo de colaboración eficaz, podría generar la ruptura del citado acuerdo y que la separación de los fiscales representaba un riesgo para el mismo.