Sundar Pichai, CEO de Google, se presenta ante el Congreso de Estados Unidos | Fuente: YouTube / PBS

El CEO de Google, Sundar Pichai, asiste a la citación realizada por el Congreso de los Estados Unidos para responder una ronda de preguntas, en medio de una brecha de seguridad que liberó la información de 52 millones de cuentas en Google Plus. La cita del jefe de Google se da a pedido del partido republicano, que reiteradamente ha presentado objeciones al algoritmo del buscador, que podría estar reduciendo el contenido positivo del presidente Trump en la plataforma.

Durante todo el año, los líderes del partido han alegado que la compañía limita el alcance del contenido de los conservadores, especialmente en YouTube. Los republicanos, incluso, invitaron a dos videobloggers pro-Trump a testificar sobre el asunto en una audiencia a inicios de este año. Previamente, el presidente Donald Trump acusó a Google de diseñar en secreto los resultados de búsqueda para mostrar historias negativas sobre él.

Parte del Congreso denuncia que Google reduce la presencia del contenido republicano en sus plataformas de búsqueda y YouTube | Fuente: Google

En los días previos a la audiencia en el Congreso, Sundar Pichai estableció la posición de la empresa frente a estas acusaciones. "Dirijo esta empresa sin prejuicios políticos y trabajo para garantizar que nuestros productos continúen funcionando de esa manera. Hacer lo contrario iría en contra de nuestros principios fundamentales y nuestros intereses comerciales", sería parte de la declaración a mencionar en esta reunión.

Esta cita se da en un contexto interesante, en donde Google aun está desarrollando un buscador limitado para el gobierno chino, mientras ha dejado de colaborar con las instituciones militares en los Estados Unidos, a pedido de los propios “googlers” o empleados de la empresa.

Pichai, quien llegó a Google en 2004 como ingeniero y luego se consolidó como director de Chrome OS como catapulta a la jefatura en 2015, ha sido parte de la construcción de estos nuevos escenarios, que combinan beneficio social y maniobras políticas dentro de plataformas. Durante su administración, Google dejó de ser la “marca de búsqueda en Internet” para extender su accionar en otras industrias tecnológicas, como las telecomunicaciones y la conducción autónoma, entre otras. Además, Internet se ha transformado en un escenario para la política y las campañas electorales, en donde las plataformas en línea se pueden rediseñar para interrumpir las elecciones, poner en peligro la privacidad y fomentar el odio y la violencia en el mundo real.

La última presentación de un alto ejecutivo de Google ante el Congreso fue en 2011, cuando el ex CEO  Eric Schdmit, testificó ante las autoridades acerca de una investigación federal en el motor de búsqueda de Google. La compañía resultó ilesa luego del proceso.

¿Qué opinas?