Las órdenes en los establecimientos de Mc Donald´s vendrán potenciadas por Inteligencia Artificial | Fuente: iStock | Fotógrafo: jax10289

Un McAuto más “auto” que nunca. La empresa de comida rápida Mc Donald´s quiere dinamizar la atención en el sistema de entrega a vehículos y acaba de adquirir Apprente, un startup que desarrolla sistemas de voz basados en Inteligencia Artificial que se centran en el mercado de comida rápida. Esta compra se complementa con Dynamic Yield, una división de Big Data – ¿sería “Big MacData”? – que le permitirá a la compañía incorporar Machine Learning a su cadena de procesos.

Si bien los términos de la adquisición aun no han sido revelados, se conoce que esta empresa dedicada a la investigación de Inteligencia Artificial se basa en mejorar los sistemas de voz en los restaurantes de atención rápida y desarrollar esquemas de aprendizaje y reconocimiento de voz. Al igual que con el motor de decisión de Dynamic Yield, que cambia los elementos del menú en función de lo que cree que desean los consumidores en un momento y lugar determinados, el objetivo final de Apprente es aumentar la velocidad de cualquier transacción.

Esta tecnología es denominada “Sound-to-meaning”, y difiere un poco de la conversión de voz a texto, pues no tiene que transcribir el audio para saber la orden, sino que utiliza esa señal de voz para emitir la orden y ganar tiempo.

"La compañía cree que esto proporciona un mejor enfoque para los casos de uso relacionados con la experiencia del cliente, particularmente en entornos ruidosos como restaurantes y áreas públicas o en los casos en que los clientes tienden a usar lenguaje coloquial y mal estructurado, lo que resulta en reconocimiento de voz de baja precisión”, señaló Raúl Castañón-Martínez, analista senior de 451 Research.

Hay varios retos en esta implementación: el tono de la voz, coloquialismos, problemas fonéticos, el ruido ambiental, los diferentes acentos, la barrera idiomática. Todos ellos se manejan dentro de un entorno estructurado y predecible, que no requiere mayor nivel de expansión a otros recursos fuera del sistema de Mc Donald´s.

Apprente menciona que esto resulta en un beneficio a la empresa y el usuario en términos de atención, porque el estado de ánimo y el cansancio del interlocutor no será un problema para la experiencia del cliente al llegar. No hay referencia sobre la inclusión de este sistema en los comedores de la cadena, pero la idea es que los clientes no noten el traspaso.

¿Qué opinas?