Foto: efe

Apple también rompió relaciones con WikiLeaks y eliminó de su página de descargas la aplicación que daba a los usuarios acceso a las actualizaciones de esta página, argumentando que viola sus normas.

"Hemos eliminado la aplicación de WikiLeaks porque violaba las normas de los desarrolladores", dijo Apple en un comunicado. "Las aplicaciones deben cumplir con todas las leyes locales y no poner a un individuo o grupo en peligro", agregaba dicho comunicado.

Por el contrario, Google, poseedor de la segunda tienda online en importancia, el Android Marketplace, ha mantenido más de media docena de aplicaciones que facilitan el acceso a los miles de documentos del Gobierno de los estados Unidos que publicó WikiLeaks.

Algunas de estas aplicaciones ofrecen acceso directo a los cables de WikiLeaks, una de ellas incluso alerta a los usuarios cada vez que se publica un nuevo documento.

Otras compañías como Amazon y Bank of America han retirado sus servicios a WikiLeaks.