Nasa

La cápsula espacial New Horizons cruzó este lunes la órbita de Neptuno, a 15.725 millones de kilómetros de la Tierra y un cuarto de siglo después de que la Voyager 2 se aproximara a ese planeta, en su camino hacia las cercanías de Plutón, informó la NASA.

"New Horizons alcanza hoy un hito: cruza la órbita de Neptuno y continúa su marcha hacia los límites del sistema solar", dijo Jim Green, director de la División Planetaria en la NASA. "Estamos explorando esos límites", agregó.

Ha pasado un cuarto de siglo desde que la Voyager 2 pasó a unos 5.000 kilómetros de Neptuno y su luna Tritón, dando a la humanidad su primer vistazo cercano al octavo planeta desde el Sol y su satélite, recordó la agencia espacial estadounidense.

El 25 de agosto marca otro hito en la exploración humana del espacio: la cápsula Voyager 1, de 721 kilogramos y lanzada el 5 de septiembre de 1977, llegó al espacio interestelar. Actualmente, se encuentra a más de 15.000 millones de kilómetros de la Tierra.

Voyager 2, de 722 kilos, fue lanzada quince días antes que la Voyager 1, pero su gemela avanzó más rápido y eventualmente se le adelantó. En conmemoración de la visita neptuniana del Voyager 2, la NASA divulgó un mapa colorido de Tritón, elaborado con las imágenes que captó la cápsula.

La cápsula New Horizons, que pesaba unos 480 kilos cuando partió el 19 de enero de 2006 en un cohete Atlas V desde Cabo Cañaveral (Florida), deberá llegar a las proximidades de Plutón, el planeta enano y más alejado del Sol, el 14 de julio de 2015.

Es apenas la quinta sonda artificial que llega a distancias tan grandes desde el Sol y carga tecnología más avanzada que las Voyager. Su misión continuará con el estudio de uno o dos objetos en el llamado Cinturón de Kruiper.

Esta es una franja ocupada por objetos que orbitan alrededor del sol, a una distancia de entre 30 y 100 unidades astronómicas (una unidad astronómica es la distancia promedio entre el Sol y la tierra. Es decir, 149,6 millones de kilómetros).

Para asegurar que New Horizons no falta a su cita con Plutón, los astrónomos usan el telescopio ALMA de Atacama (Chile), para ubicar con precisión al planeta en su órbita de 248 años en torno al Sol.

EFE