AFP

El procesador de una computadora logró funcionar solo con la energía que le brindó una copa de vino. Esto ha sido en el marco del InteL Developer Forum en donde se ha podido apreciar la eficiencia energética de los chips diseñados.

La copa de vino tiene dos electrodos que reaccionan con el ácido acético en el vino tinto para producir un hilo de corriente. Suficiente para hacer funcionar a la máquina.

A pesar de que son procesadores de bajo consumo, Intel cree que son el futuro, especialmente cuando se trata de paises emergentes. Además, estarán orientados a la telefonía móvil que no requiere de mucha energía a diferencia de sus similares para computadoras de escritorio.