Un grupo de investigadores creó un vehículo impulsado por de fábricas de chocolate y fabricado en parte con fibras vegetales que podría competir en la Fórmula 3, pues se espera que alcance los 235 kilómetro por horas y aporte ideas para construir autos favorables para el ambiente.

El vehículo es impulsado por aceites vegetales y desecho de chocolate convertido en biocombustible. El volante está hecho de fibras vegetales derivadas de zanahorias y otros vegetales de raíces, mientras que el asiento está construido con fibras de lino y espuma de aceite vegetal. Asimismo, el chasis está hecho de fibras vegetales.

Los científicos en la Universidad de Warwick, Reino Unido, aseguran que el vehículos es el más veloz que emplea biocombustible y construido con más materiales biodegradables. Incluso, sostiene, podrían competir en la F3 ya que ha sido fabricado de acuerdo a las especificaciones de ese circuito.

El director del proyecto, James Meredith, afirmó que el modelo demuestra que es posible construir un automóvil veloz, eficiente y sin perjudicar el planeta.

El llamado "Primer automóvil mundial de carrera de Fórmula 3", será exhibido en varias carreras, como el Gran Premio Europeo y el Festival Goodwood de Velocidad en Inglaterra.