La República Centroafricana se convierte en el segundo país en aceptar criptomonedas como moneda regular
La República Centroafricana se convierte en el segundo país en aceptar criptomonedas como moneda regular | Fuente: RPP

El bitcoin ya tiene un segundo país de respaldo. La República Centroafricana, segundo país menos desarrollado del mundo según la ONU, adoptó el bitcoin como moneda oficial junto al franco CFA y legalizó el uso de criptomonedas, anunció este miércoles la presidencia. La Asamblea nacional votó por "unanimidad" la ley "que rige la criptomoneda en República Centroafricana" y el presidente Faustin Archange Touadera la promulgó, aseguró en un comunicado el ministro de Estado y director del gabinete de la presidencia, Obed Namsio.

Se trata del "primer país de África en adoptar el bitcoin como moneda de referencia", según la misma fuente, y el segundo en el mundo luego de que El Salvador hiciese lo mismo el 7 de septiembre de 2021. "Esta decisión coloca a República Centroafricana en el mapa de los países más valientes y visionarios del mundo", estimó la residencia de este país, escenario de una guerra civil desde hace casi nueve años.

A finales de 2020, unos grupos armados que en ese momento ocupaban dos tercios del territorio, lanzaron una ofensiva contra el poder del presidente Touadera, que pidió el apoyo de Moscú. Paramilitares rusos, que ya estaban presentes en el país desde 2018, respaldaron entonces los soldados centroafricanos para hacer frente a la ofensiva rebelde.

Pero tanto la ONU, como varias oenegés internacionales y Francia, antigua potencia colonial, denuncian regularmente los "crímenes" cometidos por "mercenarios" de la compañía rusa de seguridad Wagner y por los grupos rebeldes.

Preocupación de los bancos centrales

"La ley fue aprobada por aclamación", pero algunos miembros de la oposición "atacarán la norma ante la Corte constitucional", declaró el miércoles a la AFP Martin Zinguele, ex primer ministro, ahora en las filas de la oposición. "Esta ley es una manera de salir del franco CFA a través de una medida que vacía de sustancia la moneda común (...), no es una prioridad para el país, el proceso plantea preguntas: ¿a quién le beneficia el crimen?", continuó.

"La presente ley tiene el objetivo de controlar todas las transacciones relacionadas con las criptomonedas en República Centroafricana, sin restricciones (...) efectuadas por las personas físicas o morales, públicas o privadas", dice el texto. La ley menciona entre otros "las actividades de comercio en línea", "todas las transacciones electrónicas" o "las contribuciones fiscales". La norma también prevé que "los intercambios en criptomoneda no estén sometidos a impuestos".

Por ahora, solo El Salvador y la República Centroafricana han adoptado el bitcoin como moneda legal. Pero otros países se plantean hacerlo y algunos incluso iniciaron cambios legislativos para ello, según la web especializada Coinmarketcap.com. En Ucrania, por ejemplo, el gobierno aceptó donaciones en criptomonedas y recolectó más de 100 millones de dólares en los primeros días del conflicto.

Pero los bancos centrales de los países occidentales temen que se use estas monedas para esquivar las sanciones impuestas a Rusia. En consecuencia, los llamados a una regulación internacional se multiplican en Estados Unidos y Europa. Otros países se plantean la posibilidad de crear su propia moneda digital, que sería centralizada. AFP.

República Centroafricana ¿Dónde queda y cuál es su historia?

Esta nación - que limita con Chad, Sudán, la República del Congo, Sudán del Sur, La República Democrática del Congo y Camerún - se independizó en 1960, tras permanecer como un territorio semiautónomo de la Comunidad Francesa. Sin embargo, su historia reciente exhibe gobiernos autócratas hasta 1993, momento en el que se desarrollan las primeras elecciones democráticas.

Su riqueza natural contempla reservas de uranio, petróleo, oro, madera, diamantes y extensos campos de cultivo. Pese a eso, es uno de los países más pobres del mundo, y alberga a 4,66 millones de habitantes en una extensión de 623 mil kilómetros cuadrados, poco más de la mitad de la superficie que ocupa el Perú. De acuerdo con reportes de OMS, la esperanza de vida de su población es de 50 años, y la causa principal de muertes es el paludismo, debido a la precariedad de su sistema de salud.