Dron  Wing
Los drones de Wing tienen permisos de entrega en Australia y ciudades de Estados Unidos. | Fuente: Wing

Un dron de Wing, de la compañía Alphabet, se enredó con los cables eléctricos en la ciudad de Brisbane, Australia, dejando sin luz por varios minutos a las casas y negocios del lugar.

El dron no tripulado estaba llevando un pedido en la ciudad, cuando sucedió el incidente. Tras chocarse con el cableado, se quemó debido a los más de 11 mil voltios de electricidad. Según reportan The Age y ABC News, por lo menos 2 mil establecimientos se quedaron sin suministro eléctrico por ello.

Sin precedentes

La empresa de electricidad perjudicada, Energex, señaló que este suceso, el primero en sus reportes, causó que los hogares se queden sin energía de entre 45 minutos hasta 3 horas.

El dron, según reporta, se incineró completamente, cayendo al suelo donde los trabajadores de servicios públicos encontraron sus restos. Curiosamente, la comida que llevaba no se perjudicó y aún estaba caliente, señalaron.

Un portavoz de Wing explicó a ABC que el dron “hizo un aterrizaje controlado por precaución... y se detuvo en el tendido eléctrico”.

Solo una llamada de atención

Debido a que no hubo mayores desperfectos en el sistema eléctrico de Energex, la compañía no iniciará ninguna acción legal contra Wing.

Sin embargo, un portavoz de la empresa pidió a las tecnológicas tener mayor cuidado con este asunto. “Hace quince años, le pedimos a la gente que tuviera cuidado si regalaba cometas a sus hijos en Navidad y dónde las volaban. Ahora les pedimos a los padres que tengan mucho cuidado con el lugar donde sus hijos vuelan sus drones”.

La empresa propiedad de Alphabet recibió la aprobación para que sus drones autónomos entregaran alimentos y medicinas en Australia en 2019.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.