NSO Group ha sido añadida a la Lista Negra de Entidades en EE. UU.
NSO Group ha sido añadida a la Lista Negra de Entidades en EE. UU. | Fuente: NSO

Hay una guerra declarada contra la delincuencia digital por parte de los Estados Unidos, y parte de esa declaración viene acompañada de acciones como la persecución a REvil y el cierre de mercados ilegales en la dark web. Ahora, el Departamento de Comercio de ese país añadió en su “Lista Negra de Entidades” a la empresa israelí NSO, responsable del software espía “Pegasus”, capaz de infiltrarse en teléfonos inteligentes y robar silenciosamente el contenido alojado.

En un comunicado, la institución señala que añade a NSO basándose “en la evidencia de que desarrollaron y suministraron software espía a gobiernos extranjeros que fueron usados para atacar maliciosamente a funcionarios gubernamentales, periodistas, empresarios, activistas, académicos y trabajadores de embajadas”.

La inclusión en esta relación de empresas limita la relación entre compañías norteamericanas y NSO, y se requiere obtener una licencia especial del gobierno para mantener acuerdos comerciales o seguir siendo proveedor de la empresa israelí. Con esta medida, corporaciones como Amazon, Dell, Cisco, Intel y Microsoft, entre otras, no podrán dar soporte a NSO. Sin embargo, las entidades policiales y los servicios de inteligencia pueden mantener sus acuerdos comerciales sin restricción con la empresa.

“Herramienta de represión”

Para el Departamento de Comercio de los Estados Unidos, el software Pegasus y otros productos diseñados por NSO han sido utilizados por gobiernos autoritarios como herramienta de control a periodistas, disidentes, líderes políticos, empresarios de alto nivel y una variedad de objetivos.

“Estas herramientas también han permitido a gobiernos extranjeros llevar a cabo la represión transnacional, que es la práctica de los gobiernos autoritarios dirigidos a disidentes, periodistas y activistas fuera de sus fronteras soberanas para silenciar la disidencia. Estas prácticas amenazan el orden internacional basado en reglas”, añade la entidad.

NSO responde a la medida

Tras esta decisión, NSO Group se defendió de los argumentos señalando que han rescindido los contratos con los gobiernos que han abusado del software para fines ilegítimos, y ha iniciado programas de cumplimiento de los derechos humanos en todos sus productos.

"NSO Group está consternado por la decisión, dado que nuestras tecnologías apoyan los intereses y políticas de seguridad nacional de Estados Unidos al prevenir el terrorismo y el crimen, y por lo tanto abogaremos para que se revierta esta decisión", dijo un portavoz de NSO Group a The Wall Street Journal.