A pesar de que ya tuvo dos sucesores (GTA 4 y GTA 5), Grand Theft Auto: San Andreas guarda aún un lugar especial en las colecciones de muchos gamers en todo el mundo.

El 26 de octubre de 2004 el juego llegó a PlayStation 2 y se convirtió en el más vendido de la consola de Sony.

Con el tiempo llegó a la Xbox y a las plataformas móviles, donde aún es un favorito. El 2011, se conoció que vendió en total 27 millones y medio de copias.