Chips
La escasez produce que el stock de celulares, computadoras, televisores, autos y más descienda. | Fuente: Unsplash

Los chips o procesadores andan en una escasez mundial preocupante por una serie de factores desencadenados por la pandemia de la COVID-19. Con una demanda en incremento, pero con una oferta deficiente, ahora las gigantes tecnológicas de Estados Unidos están pidiendo al gobierno apoyo para traer la producción al país.

Empresas como Amazon, Apple, Google, AMD, Intel, Qualcomm, Samsung y Microsoft, además de AT&T y Verizon, han creado la Coalición de Semiconductores en América para obtener fondos para la ley CHIPS, la cual busca dar incentivos para la fabricación e investigación de chips en Estados Unidos.

La ley ya ha sido aprobada, pero no se ha brindado el dinero necesario para iniciar con las acciones en concreto.

La alianza ya envió una carta a los líderes de la Cámara de Representantes y del Senado instando a una financiación "sólida" para la ley CHIPS.

Traer la fabricación a EE. UU.

La mayoría de fábricas de chips se centra en Asia, pero países como Taiwán están en crisis, no solo por los contagios por la COVID-19, sino también por factores naturales como sequías.

Lo que se busca es que las fábricas lleguen a Estados Unidos para crear “cadenas de suministro más resistentes” y garantizar que la tecnología esté disponible cuando sea necesario.

El presidente Biden ha pedido 50 mil millones de dólares para financiar la ley CHIPS, algo que permitiría que Estados Unidos incremente su 12% de fabricación mundial en esta industria y deje de depender de otras naciones. 

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.