Es un hábito del cual la mayoría somos víctimas: enviar mensajes de texto el caminar y fracasar en el intento.

El enviar mensajes de texto al caminar, es una práctica que no solo se pone en riesgo la vida misma, sino que también afecta a la salud.

Así lo confirma un estudio de la Universidad de Stony Brook, que encontró que usar el celular afecta y perjudica el caminar. La investigación arrojó que de las personas analizadas, el 60% de ellas se salía de su trayectoria cuando se le pidió caminar en línea recta.

Ante la creciente ola de accidentes por esta causa, por ejemplo en Fort Lee, Nueva Jersey, las autoridades decidieron tomar cartas en el asunto y multar con 85 dólares a las personas que caminen y manipulen un teléfono celular al mismo tiempo.

En tan solo seis semanas se multaron a 120 personas, lo que prueba que enviar mensajes de texto no es solo un hábito peligroso, sino uno muy caro.