Captura: Youtube

Imitar por unos instantes las aventuras de James Bond es posible gracias al Jetlev-Flyer, el curioso invento del ingeniero canadiense Raymond Li que permite ascender a 30 metros de distancia sobre el agua. 

Esta máquina hidráulica en forma de mochila puede alcanzar una velocidad de 35 kilómetros por hora. Es autopropulsada con agua y funciona con la energía de una minilancha a través de una manguera de 10 metros.

Durante las pruebas de exhibición realizadas en Miami y Florida, el público quedó encantado con las posibilidades de diversión que ofrece este novedoso producto.