Captura Woods Hole Oceanographic

Durante una expedición de la NASA, un grupo de científicos observó un dramático cambio en el Ártico al encontrarse con una superpoblación de plantas marinas microscópicas, los fitoplancton, a la que calificaron el hecho de "un bosque en medio del desierto helado".

La expedición ICESCAPE, o Impacto del Cambio Climático sobre los ecosistemas y Química del Medio Ambiente Ártico del Pacífico, descubrió este inaudito hecho al explorar los efectos del cambio ambiental en la biología marina, la ecología y la biogeoquímica en los mares a lo largo de las costas oeste y norte de Alaska.

"Hemos observado una masiva expansión del fitoplancton entre 800 centímetros y 1,3 metros en la capa helada del primer año en el mar Chukchi", aseguran.

Los asombrados científicos vieron además con sorpresa que la multiplicación de estas plantas microscópicas es muy activa.

Además verificaron que las sorpresivas floraciones no provienen del mar abierto sino que crecen en el lugar y se desarrollan bajo la delgada capa de hielo.