París le rinde tributo a los videojuegos que marcaron época

Son en total 80 juegos que marcaron su época, seleccionados de entre 150.000 títulos, los que el público podrá disfrutar a los mandos de diferentes consolas.

Títulos de éxito planetario como Space Invaders, Pac-man, Super Mario, Zelda, Tetris o Final Fantasy se han reencontrado en una muestra interactiva en el Grand Palais de París en el que los visitantes pueden resucitar a los personajes de sus videojuegos de infancia.

Desde la comercialización de las primeras consolas de un único botón y "bip" electrónico hasta el sensor de movimiento corporal Kinect, para la Xbox 360, la exposición "Game Story" rinde homenaje a la cultura del videojuego y hace un barrido sobre sus casi cuatro décadas de existencia, explicó hoy a Efe el comisario de la exposición, Jean-Baptiste Clais.

Máquinas pioneras del sector inauguran el recorrido de una exposición en la que el jugador puede viajar a la prehistoria de ese mundo pixelado y con el primitivo tenis de Pong o su inmediato antecesor Odyssey.

Pero antes de que esos juegos llegaran a las tiendas, los primeros experimentos comenzaron en los laboratorios en los años 40 y 50 del pasado siglo.

Aquellos prototipos diseñados incluso con osciloscopio, no pretendían desarrollar una industria entonces inexistente, sino que buscaban demostrar al mundo las capacidades de los ordenadores de la época, señala el director de la muestra.

Fue en 1972 cuando Odyssey salió al mercado y, aunque fracasó debido a su elevado precio para un producto completamente novedoso, supuso el pistoletazo de salida de una industria que se espera facture este año 52.000 millones de euros (unos 70.000 millones de dólares), según la consultora Gartner.

El éxito de Space Invaders llegó a Japón rozando la década de los ochenta y fue tan abrumador en los locales de "arcade" que durante varias semanas se agotaron las monedas de 100 yenes necesarias para echar una partida.

No en vano, el país nipón ha sido uno de los grandes impulsores del videojuego, que arraigó rápidamente en la cultura pop del ocio de los jóvenes y no tan jóvenes.

"Japón siempre ha tenido una cultura muy grande de ocio. El videojuego se insertó de una forma muy natural en esa cultura, y se inspiró en la industria del "manga" y de la animación, lo que le permitió enriquecerse y convertirse en un medio planetario", explica el comisario.

Clais, experto en cultura japonesa contemporánea, destaca el objetivo de la muestra es dar a conocer las "múltiples influencias que ha recibido de industrias del ocio como el cine o el cómic", así como las que a su vez ha provocado en la cultura popular.

"Cada juego está hecho de grandes éxitos, que se suceden los unos a los otros", por lo que "no hay un título que resuma más que otro la historia del videojuego", asegura Clais, quien reconoce, no obstante, la importancia generacional de Super Mario o Space Invaders.

La historia de videojuego es "la de un árbol genealógico" del que brotan ramas a medida que pasan los años destaca, Clais, quien pronostica algunas tendencias dominantes en el futuro, como los juegos de detección de movimientos que, como la Wii, han llegado "para quedarse".

EFE

Lea más NOTICIAS de ENTRETENIMIENTO haciendo clic AQUÍ.