Captura de YouTube

Una extraña y conmovedora mezcla de pasado y fututo representa este curioso robot al imitar casi a la perfección los movimientos de la milenaria danza japonesa Kabuki.

El androide de casi 5 centímetros, simula con gran dominio mecánico los estilizados movimientos de un danzante experto, que se caracteriza por su performance.

El robot, que viste curiosamente con la tradicional indumentaria y maquillaje japonés, mueve los abanicos al igual que un experto lo haría.