Captura de pantalla

Si toda la fiebre por Diablo 3 despertó curiosidad en fanáticos ajenos a la saga, ahora es tiempo de probarlo. En ese marco, Blizzard da la oportunidad de hacerlo.

Todas las copias físicas de Diablo 3 contienen códigos para repartir a otros usuarios, de forma que pueden jugar sin pagar.

Esta edición para principiantes permite lo mismo que el pasado beta público. De esta manera se puede jugar todo el primer acto hasta el Rey Esqueleto y hasta un nivel máximo de 13.

No obstante, a pesar de contar con estas opciones son varios los usuarios de Estados Unidos y Australia, principalmente, quienes no pueden probar el título por saturación de servidores.