Ben Workman insertó la llave de su Tesla en su mano mediante una cirugía realizada por uno de sus familiares. | Fuente: Composición

La corriente cyberpunk mantiene la teoría de que, en un futuro no muy lejano, la tecnología avanzará tanto que irremediablemente pasará a formar parte de los humanos a través de implantes de chips que modifiquen el cuerpo, tal y como se ha visto en películas de ciencia-ficción como Blade Runner y Matrix. Este nuevo caso ha mostrado al mundo un vistazo de lo que podría suceder ante una supuesta simbiosis entre hombre y máquina.

Ben Workman, un ciudadano del estado de Utah en Estados Unidos, decidió implantarse la llave de su auto eléctrico Tesla en la mano para poder abrir su vehículo con un solo movimiento de mano.

Sin embargo, esto no fue tan sencillo como él esperaba. Workman buscó a cirujanos en diversos hospitales, pero todos rechazaron su estrafalaria petición ante los riesgos que podía suponer para su salud. Tras acudir a estudios de piercing, tatuajes e incluso a veterinarios, finalmente se decantó por la ayuda de un familiar para lograr su cometido.

El detalle curioso está en que los autos Tesla se abren simplemente acercando la llave con el chip de identificación por radiofrecuencia (RFID) al vehículo, algo que se puede hacer sin la necesidad de realizarse una incisión en el cuerpo para insertar la llave dentro de él. Esta historia no ha pasado por alto y diversos medios de comunicación en Estados Unidos han empezado a difundirla.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.


¿Qué opinas?