Bitcoin
Las autoridades locales no quieren brindarle el permiso necesario a Howells a que realice la búsqueda en el basurero. | Fuente: Unsplash

En los inicios del bitcoin, por el 2009, conseguir estas criptomonedas era relativamente sencillo. No mucho creían en ellas y no valían mucho. Por ello, distintas personas lograron obtener una cantidad absurda de ellas, las cuales, si las tuvieran hasta el momento, podrían convertirlos en las personas más ricas del planeta.

Este podría ser el caso de James Howells, un natural de Newport, Gales del Sur, quien obtuvo una gran cantidad de monedas que, en la actualidad, valdrían 350 millones de dólares. Valdrían, porque ya no tiene acceso a ellas al botar un disco duro con sus contraseñas. 

La búsqueda del siglo

Howells descargó un software gratuito que hizo posible operar en la minería de bitcoins. Prestaría las capacidades de procesamiento de su computadora para ayudar al sistema a crear un registro permanente de las transacciones de la red. Y, a cambio, el programa le permitiría quedarse con algo de dinero.

Howells, de 35 años, logró así obtener 7500 bitcoins, unos 350 millones de dólares al cambio actual a 46 mil dólares por unidad.

Sin embargo, una noche hizo una limpieza habitual y, lastimosamente, botó uno de sus discos duros con las contraseñas de sus billeteras privadas donde se depositaban las criptomonedas. La clave, claro está, no es fácil de adivinar: son 64 letras y números al azar.

Según comenta a la NBC, él considera que aún puede encontrarlo en el basurero de su ciudad. "Los expertos en recuperación de datos podrían reconstruir la unidad o leer los datos directamente del disco”, asegura esperanzado.

Para recuperarlo, necesita el permiso de su consejo local para registrar el vertedero, que no está abierto al público.

Para endulzar el trato, ofreció donar el 25% del dinero, con un valor de 70 millones, a un "Fondo de ayuda COVID" para la ciudad. También prometió financiar todo el proyecto de excavación, respaldado por un fondo de cobertura no identificado.

"Hasta donde yo sé, ya rechazaron la oferta", dijo Howells. “Sin siquiera haber escuchado nuestro plan de acción o sin haber tenido la oportunidad de presentar nuestras mitigaciones a sus preocupaciones con respecto al medio ambiente, es simplemente un 'no' directo cada vez”.

El consejo del vertedero defendió su posición: “El costo de desenterrar el relleno sanitario, almacenar y tratar los desechos podría ascender a millones de libras, sin ninguna garantía de encontrarlo o de que todavía esté en funcionamiento”.

El aficionado intentó regresar a la minería de criptomonedas hace poco, pero todo es diferente a cómo era un principio: el costo de la electricidad excedía el valor de lo que extraía.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.