La distancia del monitor es calculada con el brazo extendido | Fuente: YouTube WSJ

Somos una sociedad que convive con el dolor por defecto. Nuestros hábitos de uso del smartphone y las PCs de escritorio han provocado que las posturas cambien y cedan ante estos dispositivos, generando dolencias en puntos que antes no requerían mayor esfuerzo. La cabeza hacia abajo más seguido, las muñecas levantadas mientras estamos acostados y los codos flotando en las sillas son solo parte de un repertorio de errores que incrementan la sensación de estrés.

El Wall Street Journal ha publicado un video con recomendaciones para mejorar nuestra postura frente al escritorio. Para el contenido, recurrió a Jon Cinkay, coordinador de mecánica corporal del Hospital de Cirugía Especial de Nueva York.

La silla debe estar ajustada hasta lograr una espalda recta y un ángulo cercano a los 90 grados en las piernas | Fuente: YouTube WSJ

En el caso de la postura, nuestros codos nunca deberían moverse sobre el escritorio, sino que debemos disponer de todas nuestras cosas sobre el tablero para poder alcanzarlas sin forzar los músculos.

El monitor debe ajustarse en base al borde superior, el que debería quedar a la altura de los ojos. SI la altura no es suficiente, podemos poner libros o cajas para hacerlo.

El teléfono debería estar el lado opuesto de nuestra mano útil, pues así generamos menos estrés en el brazo que siempre usamos. De ser posible, deberíamos usar audífonos si pasamos largo tiempo al teléfono.

Mira el video para conocer la aplicación de estos consejos.

¿Qué opinas?