Autos eléctricos
Los autos eléctricos se han convertido en una industria creciente con grandes nombres en lista. | Fuente: Unsplash

Confirmando los reportes pasados, Xiaomi ha anunciado que invertirá 10 mil millones de dólares para fabricar autos eléctricos esta década.

Este martes, la compañía china anunció a sus inversionistas que ingresará a esta cada vez creciente industria automotriz durante los próximos años con una fase inicial de 1.5 mil millones de dólares.

Por el momento, los detalles son escasos. De acuerdo con el primer informe de Reuters, Xiaomi trabajará con el fabricante privado Great Wall Motors para fabricar estos automóviles.

Xiaomi es uno de los fabricantes de teléfonos más grandes del mundo y trabaja con socios para producir una amplia gama de dispositivos conectados a Internet. Sin embargo, la apuesta por los coches eléctricos será su proyecto más ambicioso hasta el momento. 

"Los fabricantes de automóviles tradicionales no tienen las mismas ventajas heredadas en la fabricación de automóviles eléctricos, por lo que tiene sentido para las empresas de internet altamente eficientes que pueden impulsar actualizaciones de software para que entren y lo prueben", dijo Yale Zhang, fundador de la consultora Automotive Foresight en Shanghai .

El martes, Xiaomi dijo que su director ejecutivo, Lei Jun, también se desempeñará como director del nuevo negocio de vehículos eléctricos.

Un futuro eléctrico

Xiaomi es solo un nuevo y gran competido en este mercado creciente. Nombres como Baidu, el “Google chino”, están buscar participar en esta industria en China, pero gigantes como Apple están buscando el mismo movimiento en Occidente.

Los fabricantes de automóviles mundiales están poniendo sus esperanzas en un futuro cada vez más eléctrico, con China a la vanguardia como base de clientes y centro de fabricación.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.