El veto de Estados Unidos complica los semiconductores de Huawei.
El veto de Estados Unidos complica los semiconductores de Huawei. | Fuente: Huawei

Huawei sufre un duro golpe. ARM Holdings, empresa británica que licencia la tecnología detrás de la mayoría de los procesadores de smartphones en el mundo, ha pedido a sus trabajadores que corten relaciones con Huawei, según un documento interno obtenido por la BBC.

Según explicó el memorando, ARM ha tomado esta decisión porque sus diseños tienen tecnología original de Estados Unidos, por lo que serían afectados por la orden ejecutiva de Donald Trump que cortó los lazos de las compañías estadounidenses con Huawei.

Según el medio británico, se instruye a cortar “todos los contratos activos, derechos de soporte y cualquier compromiso pendiente” con Huawei.

Se trata de una gran complicación para Huawei, que ya vio cómo las empresas de semiconductores estadounidenses (Intel, Qualcomm, entre otros) decidieron interrumpir sus negocios. Pero sin la británica ARM, su propia producción de chips correría peligro.

Huawei es dueña de la compañía HiSilicon, que fabrica los procesadores Kirin. Esta licencia tecnología de ARM.

Una fuente de la BBC indicó que el próximo procesador de HiSilicon, el Kirin 985, no tendrá problemas. Sin embargo, su sucesor probablemente tendrá que ser diseñado desde cero.

“Valoramos nuestra estrecha relación con nuestros socios, pero reconocemos la presión sobre algunos de ellos resultado de decisiones políticas”, indicó Huawei en un comunicado.

Sepa más: