Las cámaras delanteras han ganado enorme relevancia en esta década, gracias a la popularidad del “seflie”, las videollamadas y los videoblogs en YouTube. Estos sensores, si bien no son tratados como los principales, van añadiendo condiciones muy interesantes para fotografías en diferentes condiciones lumínicas; y varias marcas han dotado a este integrado de beneficios, como la fotografía computacional y la estabilización electrónica. Ahora, y por primera vez, la empresa DxOMark ha publicado su ranking de cámaras selfies, tal y como hizo con las cámaras traseras en 2018.

Este ranking está basado en varias cualidades que los lentes pueden añadir, como el nivel de contraste y el sistema de enfoque. El método de medición involucra un análisis de 1500 imágenes y casi dos horas de video, durante un proceso en donde los teléfonos son probados de la misma manera y en las mismas condiciones. Bueno, eso dicen ellos.