Las pantallas flexibles UTG serán protagonistas este 2021
Las pantallas flexibles UTG serán protagonistas este 2021 | Fuente: RPP

Tras dos años de una reducida presencia, y poniendo a Samsung como líder del nuevo segmento con dos modelos distintos actualizándose cada año, los teléfonos plegables comenzarán a ser una tendencia más evidente este 2021. Tras anunciarse la producción masiva de paneles UTG – vidrio “ultra delgado” – desde Samsung Displays, diversas marcas demostraron interés en ser parte de esta tendencia, y hoy hablamos de cinco modelos que apuntan a llegar entre la segunda parte del 2021 e inicios del 2022.

The Elec ha señalado que varias compañías chinas usarán UTG en parte de su catálogo, y que reemplazará la tecnología de polímero en capas que usa Huawei para sus modelos Mate X.

El reporte señala que Xiaomi será una de las primeras en adelantarse en el uso de UTG con el Mi Mix Fold 2 y que ha solicitado a Samsung un pedido de paneles de 8.01 pulgadas para satisfacer la demanda. El modelo original contó con CSOT como proveedor del panel.

En el caso de Vivo, contará con Samsung y BOE para añadir las pantallas de su futuro equipo plegable. BOE será la responsable del panel externo de 6,5 pulgadas, mientras que la surcoreana proveerá la pantalla UTG.

Oppo, por su parte, apostaría por llegar al mercado nuevo de teléfonos con pantallas flexibles en 2022 con un formato similar al MotoRAZR o el Z Flip de Samsung.

Honor y Google se animan por el formato plegable

El medio menciona un futuro “Honor Magic Fold” con pantalla interna UTG de 8,03 pulgada, pero fabricada por BOE, un proyecto nuevo para la marca china de pantallas.

Además, Google añadiría a su propuesta un “Pixel Fold” con tecnología UTG y de un panel interno de 7,6 pulgadas. En este caso, Samsung sería la responsable de entregar los paneles a Google para el producto final, que podría llegar junto a los Pixel 6 y 6 Pro.

El problema del formato es el costo. Cifras de The Elec establecen entre 150 y 250 dólares el costo del panel UTG provisto por Corning – 50 mm de espesor – y Samsung – 30 mm de espesor -, hasta tres veces más caro que las pantallas OLED flexibles de 80 dólares.